X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

¿Cómo evitar la acidez en el embarazo?

remedios para la acidez en el embarazo

A medida que avanza tu embarazo, síntoma tras síntoma, aparecerán nuevas molestias. Aunque éstas sean temidas por las embarazadas, la realidad es que simplemente forman parte del proceso de ser madre. Una de las molestias durante el embarazo más comunes es la acidez en el embarazo, una molestia digestiva ante la que a veces puedes no saber cómo actuar.

Aunque la aparición de la acidez en el embarazo es hasta cierto punto inevitable, sí que existen algunas medidas que puedes tomar para evitarla o aliviarla. Una de las más comunes es tomar Almax en el embarazo, un antiácido seguro pero que conviene tomar precaución.

La acidez en el embarazo, una molestia común

La acidez en el embarazo es algo bastante más común de lo que puedas pensar. Esta molestia es más común durante el segundo y tercer trimestre de gestación. ¿Pero por qué aparece la acidez en el embarazo cuando quizás ni siquiera habías sufrido antes esta molestia?

La respuesta podemos encontrarla en las hormonas. Entre los muchos cambios de los cuales éstas son responsables, las hormonas afectan al sistema digestivo de la embarazada. En tu interior, los alimentos se mueven más lentamente, y la digestión también se ralentiza. Los cambios en el sistema digestivo también hace que sea más fácil que los ácidos regresen desde el estómago al esófago con más facilidad, lo que termina causando esa sensación de acidez. Además de esta molestia, también es posible que las hormonas te causen otros síntomas como la diarrea en el embarazo.

Pero las hormonas no son las únicas responsables. A medida que el bebé crece en el vientre materno, el útero empuja el estómago. Por esta razón, la acidez es más común en el tercer trimestre del embarazo.

Cómo prevenir la acidez en el embarazo

Pese a que es muy difícil bloquear totalmente la aparición de acidez en el embarazo, existen algunos remedios que pueden ayudar a que ésta se retrase lo máximo o que aparezca con menos fuerza, así como a evitar o minimizar la toma de antiácidos y Almax para el embarazo.

  • Evita los excesos a la hora de comer. Comer demasiado es uno de los factores que propician la acidez durante el embarazo. Los menús para embarazadas deben evitar las comidas copiosas y apostar por alimentos más ligeros. Si tienes mucha hambre es preferible que realices varias comidas ligeras a lo largo del día para sentirte saciada.
  • Come bien y despacio. A la hora de ingerir los alimentos debes masticar despacio, ya que eso ayuda a facilitar la digestión de las comidas. Conciénciate para comer con mucha calma y tranquilidad.
  • Evita alimentos grasos. Existen ciertos alimentos que debes evitar, como los alimentos que contienen muchas grasas, los muy picantes, los que contienen teína y cafeína, y los que son muy dulces. Sin embargo, el consumo de verduras y frutas está muy recomendado, tanto para prevenir como para aliviar la acidez en el embarazo.
  • No duermas justo después de las comidas. Lo ideal es esperar sobre unas dos horas antes de hacerlo, para mejorar tu digestión.
  • Duerme con la cabeza algo reclinada. Sobre unos 45º, ya que esto puede ayudar a evitar la acidez: la postura hace que los reflujos se mantengan en el estómago.
  • Evita el estrés. Para ello hay que realizar actividades relajantes, practicar deporte o practicar la respiración para relajarte. Esto hará que te sientas mejor en muchos aspectos, más allá de la acidez.

¿Se puede tomar Almax en el embarazo?

Los antiácidos como el Almax son un tratamiento habitual para tratar la acidez y el ardor de estómago en la población general. Sin embargo, puesto que durante la gestación el consumo de medicamentos ha de restringirse o limitarse, son muchas las mujeres que se preguntan si pueden tomar Almax en el embarazo. La respuesta es que sí, que este medicamento es completamente seguro porque no hay evidencias de que provoque alteraciones ni en la madre o en el feto. Aún así, se recomienda su consumo moderado y consultar al médico antes de tomarlo.

Por otra parte, existen casos en concretos en los que el Almax para embarazadas puede no ser 100% seguro.

A continuación los enumeramos según aparecen indicados en el prospecto del medicamento para saber cómo tomar Álmax:

  • Si sufres hemorroides (éstas son otro de los síntomas comunes del embarazo, por lo que debes controlar su aparición).
  • Si tienes sensibilidad al almagato, un componente activo del fármaco.
  • El Almax en el embarazo tampoco está aconsejado cuando la embarazada tiene diarrea y otros problemas digestivos.
  • En casos de edema o retención de líquidos.
  • Si durante el embarazo has manifestado algún tipo de complicación hepática (concretamente, toxemia gravídica)

¿Qué hacer en caso de padecer acidez durante el embarazo?

Si pese a todos esos consejos sigues sufriendo acidez durante tu embarazo, hay algunos remedios que pueden ayudar a aliviar la pesadez y el ardor que sientes, y evitar el uso de Almax en el embarazo.

El consumo, sin abusar, de la leche desnatada y yogur ayuda a calmar los síntomas de la acidez, aunque es cierto que en algunas mujeres estos productos lácteos pueden terminar agudizando estas molestias. Otro remedio que también es muy utilizado es el de ingerir en ayunas una cucharada de aceite de oliva, ya que el aceite actúa como absorbente de los ácidos grasos.

La ingesta de muchos líquidos, a excepción de los zumos de naranja, pomelo y limón, está muy recomendada. Pese a que se podría tomar medicamentos específicos para la acidez, sin que esto afecte a que el bebé nazca sano, hay que recordar que todo medicamento tendrá que venir con prescripción médica.

subir
Solicitar información

Pin It on Pinterest