Gases en el embarazo: cómo evitar la molestia y su aparición

31 Enero, 2018
gases en el embarazo

La sensación de hinchazón provocada por los gases en el embarazo es un síntoma común de las gestantes y su aparición se vincula, al igual que otras molestias intestinales como náuseas, estreñimiento, diarrea o ardores estomacales, a las secreciones hormonales propias del embarazo. Aunque los gases en el embarazo no son peligrosos, pueden causar dolor e hinchazón abdominal y ser muy molestos, por eso es importante prevenir su aparición.

 

¿Por qué aumentan los gases en el embarazo?

El aumento de gases en el embarazo está relacionado con las alteraciones hormonales en el cuerpo de la mujer. El aumento de la progesterona provoca que muchos tejidos del cuerpo, incluyendo el tracto gastrointestinal, se relajen. Esto ralentiza la digestión para que los nutrientes de los alimentos estén más tiempo en el cuerpo y lleguen con garantías al torrente sanguíneo de la madre y, por tanto, al bebé.

Sin embargo, una digestión más lenta también provoca una mayor producción de gases, que se acumulan en el intestino y crean distensión abdominal, eructos y flatulencias, además de una sensación constante de pesadez que puede desencadenar, incluso, en dolor de intensidad variable.

Además, en el último trimestre del embarazo, y debido al aumento del tamaño del útero y a la acción de los estrógenos, la presión en el intestino es más elevada, las digestiones se ralentizan todavía más (hasta un 30%) y la aparición y retención de gases empeora.

¿Es normal tener gases en el embarazo? ¿Cómo puedo evitar su aparición?

Los gases en el embarazo son un problema que, aunque frecuente y normal, conviene tratar con atención cuando causa molestias a la madre. El consejo general se consultar con tu ginecólogo sobre este tema y, si notas que la retención de gases se acompaña de dolor intenso, calambres, diarrea, náuseas o vómitos, acudir a tu médico para verificar que no se trata de una dolencia más grave.

La manera más efectiva para controlar las alteraciones intestinales durante la gestación es llevar una dieta equilibrada y seguir estos consejos prácticos:

  • Intenta no consumir alimentos que provocan flatulencias como brócoli, algunos tipos de legumbres y bebidas gaseosas. Identifica aquellos que sean más perjudiciales para ti e intenta evitarlos o no consumirlos en exceso.
  • Cuida tu tránsito intestinal. Los gases en el embarazo se relacionan a menudo con el estreñimiento. Alimentos astringentes como el arroz, el plátano o la zanahoria favorecen el estreñimiento y, por tanto, la aparición de gases.

Puesto que los laxantes están prohibidos durante la gestación y aunque el médico puede recetarte supositorios de glicerina o de aceite de parafina para regular tu tránsito intestinal, evitar el estreñimiento pasa por realizar cambios en la dieta y en tus hábitos diarios. Se recomienda beber cantidad suficiente de agua, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra y andar, como mínimo, media hora al día.

  • Evita las comidas copiosas. Las digestiones complicadas son más lentas y la aparición de gases en el embarazo tras ellas es más habitual. En este sentido, se aconseja realizar comidas más ligeras pero con mayor frecuencia. Lo ideal es comer cinco veces al día.
  • Intenta comer despacio, sentada y masticando bien. De esta forma reducirás la cantidad de aire que tragas y, con ello, la aparición de gases. Especialmente durante las comidas, no tomes refrescos ni bebidas gaseosas o carbohidratadas.
  • No te tumbes en la cama o en el sofá justo después de comer. Una buena opción es tomar una infusión de manzanilla, tila o hinojo después de comer para reposar la comida y facilitar la digestión.
  • Realiza ejercicio de forma moderada para estimular tu sistema digestivo. Caminar durante media hora al día es una buena solución para evitar las alteraciones intestinales y los gases en el embarazo.
  • Si te notas incómoda o hinchada, especialmente al final del día, intenta cambiar de postura y dar pequeños paseos para facilitar la expulsión de gases.

No utilizar pajita para beber, disminuir el consumo de chicle y evitar los alimentos fritos y la ropa apretada alrededor de la cintura y la zona abdominal también te ayudarán a controlar los gases en el embarazo.

 

test prenatal no invasivo en 3 días

 

¿Qué pasa si el dolor es muy intenso? ¿Cuándo debo acudir al médico?

Los gases en el embarazo son fáciles de identificar, ya que la sensación es parecida a las molestias por el mismo motivo que podías tener antes de la gestación. Aun así, si notas que los dolores son más intensos de lo habitual y que la barriga se pone muy dura, o si el dolor se acompaña de vómitos o diarreas, es conveniente acudir a un médico especialista. A veces, el dolor abdominal intenso en embarazadas puede ser sinónimo de complicaciones más graves como obstrucción e inflamación intestinal e incluso neumonía, que deben tratarse para no perjudicar a la madre o al bebé.

 

Evita asustarte durante tu embarazo

Hay muchas causas por las que las madres se alteran durante los nueve meses de gestación. Si llevas una vida saludable y te realizas todas las pruebas recomendadas no tienes por qué asustarte. Una de las pruebas que más se recomienda es el test prenatal no invasivo NACE, es una prueba que te permitirá descartar las anomalías genéticas de bebé con una sola muestra de sangre del brazo. Además podrás conocer los resultados en tan solo tres días laborales. ¿Quieres obtener más información? Contacta con nosotros y te ayudaremos.

subir

Pin It on Pinterest