X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

3 menús de dieta para embarazadas

dieta en el embarazo

Durante el embarazo la alimentación de la madre juega un papel importante en la salud, tanto de ella como del bebé. Hay que pensar que, aunque estés embarazada, no hay que comer por duplicado, sino que hay que comer mejor.

Existen muchas dudas acerca de qué comer a lo largo del embarazo. Tu cuerpo va a experimentar muchos cambios durante el embarazo, y es normal que estos afecten, de una manera u otra, a  tu alimentación. Por eso vamos a proponer tres dietas distintas para embarazadas.

Dieta para embarazadas genérica

A lo largo del embarazo, el cuerpo de la embarazada necesita más energía, vitaminas, proteínas y minerales que antes de estar en estado gestacional.

Por eso, la dieta a seguir durante el embarazo debe ser equilibrada y variada, con cinco comidas al día. Lo ideal es tener unos horarios regulares y acompañar esta dieta con algo de ejercicio moderado.

DESCARGAR

En esta dieta durante el embarazo, el desayuno será el gran protagonista. Aunque debes apostar por los productos lácteos desnatados, que no te aporten grasas innecesarias, no te olvides de incluir suficientes carbohidratos como para obtener energía para el resto del día.

La fruta y la verdura debe pasar a ocupar un lugar prioritario en tu dieta. Además de aportarte muchas vitaminas y ser baja en grasa, la fruta y la verdura, sobre todo la primera, te ayudará a estar hidratada de forma natural. Eso sí, evita la fruta en almíbar, que suele incluir muchos azúcares innecesarios, y come mejor fruta fresca.

La carne y el pescado tampoco faltarán en tu dieta durante el embarazo. Apuesta por carnes bajas en grasa, como el pollo, el pavo o el conejo, y por pescados blancos y azules.

¿Y qué pasa si eres una embarazada con predilección por el dulce? ¡No te preocupes! Durante el embarazo puedes seguir dándote caprichos, aunque tienes que controlar el azúcar, ya que te arriesgas a desarrollar diabetes gestacional. Por eso, recurre, por ejemplo, a una pieza de chocolate negro al día. Tiene menos azúcar, menos grasa y aun así saciará hasta a las más golosas.

Sobre todo, recuerda que la famosa recomendación de que durante el embarazo debes comer por dos es falsa. Lo mejor tanto para tu salud como para la de tu futuro bebé es una dieta equilibrada.

Dieta para embarazadas con diabetes gestacional

La diabetes gestacional se da cuando se detecta azúcar alto en sangre por primera vez durante el embarazo. Las mujeres que sufren de diabetes gestacional suelen dar a luz hijos más grandes, con los problemas que esto puede suponer a la hora del parto. Por ello, es necesario seguir una dieta con características algo más especiales a lo largo del embarazo. Hay que tener en cuenta que esta dieta es para embarazadas que no toman insulina. En el caso de tomar insulina se debería concretar con el médico qué tipo de dieta seguir.

De normal la dieta durante el embarazo es importante, pero en el caso de personas con diabetes gestacional la importancia es aún mayor. Una buena dieta puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y así evitar la ingesta de medicamentos.

Las dietas en este caso se harán de forma personalizada y bajo control médico, pero todas ellas tienen ciertas características en común:

  • Tomar mínimo 3 comidas al día y uno o más tentempiés.
  • A lo largo de la dieta, reducir los alimentos con mucho azúcar.
  • Los carbohidratos deben suponer menos de la mitad de calorías que se consumen en la dieta.
  • Consumir de 3 a 5 porciones de verdura al día, con predilección por las de color verde oscuro.
  • En cuanto a la fruta, consumirla de 2 a 4 veces al día, escogiendo aquellas que tengan más fibra.
  • Está permitido tomar 4 porciones de leche o productos lácteos, eso sí, bajos en grasas o descremados.
  • Es importante también comer alimentos con proteínas, tales como los pescados y la carne de aves, de 2 a 3 veces por día.
  • En cuanto a los dulces, se pueden tomar en porciones pequeñas siempre que sean sin azúcar.

dieta para embarazadas

Dieta para embarazadas vegetarianas

La alimentación durante el embarazo debe ser variada y equilibrada. En el caso de mujeres vegetarianas esto no es posible, por lo que hay que buscar alternativas para que la falta de ciertos nutrientes no afecte negativamente a la salud del bebé y de la madre.

La primera consideración en este tipo de dietas es la exclusión de la carne. Si solo es esto lo que falta en la dieta de la madre no hay problemas ni riesgos. Sin embargo, si se excluye de la dieta también la leche, los riesgos aumentan más, ya que no se obtienen todos los nutrientes necesarios. En este caso, es conveniente  hablar con el médico para ver cómo se pueden obtener estos nutrientes.

Otro punto a tener en cuenta es que de los vegetales no se obtiene toda la vitamina B-12 que es necesaria. Por ello, debemos conseguirla ingiriendo cereales y sustitutos de la carne.

En resumen, una dieta que incluya carbohidratos, leche, verdura, frutas, queso y nueces se considerará apta para una embarazada. Y no olvides ¡hacer ejercicio para mejorar tu salud durante el embarazo!

DESCARGAR

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest