X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Manzanilla en el embarazo: ¿Es buena? ¿Se puede tomar?

6 Junio, 2018
manzanilla en el embarazo

Algunas voces aseguran que tomar manzanilla en el embarazo, especialmente en el primer trimestre, conlleva ciertos riesgos que pueden poner en peligro la gestación.  Pero ¿qué hay de cierto en esta afirmación? ¿Tiene una explicación o se trata de una creencia popular, de un mito?

Las infusiones en el embarazo

Durante la gestación y la lactancia la mujer debe estar hidratada e ingerir suficiente cantidad de líquido. En este periodo, las recomendaciones generales aceptadas son beber mucha agua y zumos, eliminar totalmente el consumo de alcohol y de bebidas estimulantes o con cafeína, y reducir en lo posible las bebidas con gas y azucaradas.

¿Y qué ocurre con las infusiones, como por ejemplo la manzanilla, en el embarazo? El consumo de infusiones y tés suscita más dudas entre las embarazadas. El motivo es que las hierbas que tomamos en infusión tienen propiedades estimulantes o relajantes que absorbe nuestro organismo y que pueden tener diversos efectos según cada persona.

En todo caso, no es necesario alarmarse: a priori, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para notar sus efectos su consumo debe ser prolongado y continuado. Además, con las infusiones de uso común como por ejemplo el tomillo o la manzanilla, no suele haber problemas siempre que se tomen con moderación.

Aun así, y pese a no estar expresamente contraindicadas, ante la duda lo mejor es consultar directamente a tu médico. En nuestro blog ya publicamos una breve guía de infusiones para embarazadas con algunos consejos que puede serte útil.

 

Cómo saber si mi bebé nacerá sano ebook cta único

 

Manzanilla en el embarazo

La manzanilla o camomila es una infusión de uso muy común. Es conocida, sobre todo, por sus propiedades digestivas, siendo especialmente recomendada para aliviar molestias estomacales como náuseas o gases.

Tradicionalmente, la manzanilla también se ha utilizado como un tranquilizante natural para reducir la ansiedad y ayudar a conciliar el sueño. A nivel “nutritivo”, la manzanilla también está recomendada para personas con dietas bajas en grasas ya que ayuda a disminuir el colesterol. Y, por último, y debido a sus propiedades antiinflamatorias y relajantes, la infusión de manzanilla puede ayudar a reducir los dolores menstruales.

Algunas de estas propiedades sugieren que la manzanilla es buena para el embarazo, especialmente durante el segundo trimestre.

Algunos de los beneficios de tomar manzanilla en el embarazo son:

  • Ayuda a combatir las náuseas y la acidez estomacal propias de la gestación.
  • Ayuda a prevenir el . El “efecto laxante” de la manzanilla es mínimo, pero puede ser útil para prevenir este problema tan típico del embarazo consecuencia de los cambios hormonales y en el cuerpo de la mujer.
  • Ayuda a prevenir infecciones en el tracto urinario. Durante el embarazo, la mujer genera más cantidad de progesterona, una hormona que relaja los músculos de los uréteres y que aumenta el riesgo de cistitis. La ingesta de líquidos ayuda a orinar con mayor frecuencia y a evitar este tipo de infecciones incómodas y especialmente peligrosas en el embarazo.
  • Actúa como calmante. A medida que el feto va desarrollándose y creciendo en el vientre de la madre, ésta va encontrándose más incómoda y sufre dolores y molestias. La acción calmante de la manzanilla en el embarazo puede ayudar a reducirlas, especialmente a partir del segundo trimestre.

Ayuda a conciliar el sueño. Si una infusión de manzanilla ayuda a la futura madre a estar más tranquila, calmada y cómoda a pesar de las molestias, es más fácil que concilie el sueño y descanse lo suficiente.

Algunas recomendaciones y prevenciones al tomar manzanilla en el embarazo

En todo caso, aunque no se haya demostrado que tomar manzanilla en el embarazo es perjudicial para la madre o para el feto, siempre conviene tomar ciertas precauciones.

Por ejemplo, si queremos utilizarla para relajarnos, no se recomienda beber más de una taza de manzanilla al día, ya que en exceso pueden aportarnos el efecto contrario (se convertirá en una infusión estimulante, algo poco recomendado en el embarazo).

Por otra parte, hay que distinguir entre la manzanilla “normal” y el té de manzanilla. El segundo está contraindicado en embarazadas, sobre todo si tiene menos de 15 gr. de manzanilla o si la mujer está en el primer trimestre de la gestación.  Aunque no se trata de una bebida abortiva en sí misma, este té puede ser estimulante y es mejor no tomarlo en exceso al principio del embarazo.

En cualquier caso, y puesto que no hay estudios que refrenden que la manzanilla es buena para el embarazo, ni todo lo contrario, lo mejor es siempre consultar al ginecólogo sobre el consumo de infusiones. Además de explicarte cuáles son sus posibles contraindicaciones, éste te dará una última recomendación al respecto: si vas a consumir manzanilla en el embarazo (o cualquier otra infusión) cómprala siempre en lugares de confianza y evita comprarla a granel, ya que puede estar mezclada con otra hierba que no conozcas. Por lo demás, durante el embarazo toma las infusiones siempre con moderación.

 

subir
Solicitar información

Pin It on Pinterest