Infusiones para embarazadas: guía práctica de cómo tomarlas

27 noviembre, 2018 Igenomix Igenomix Alimentación y deporte
infusiones para embarazadas

El consumo de infusiones y tés suscita muchas dudas entre las embarazas. Por norma general las infusiones de uso cotidiano –tipo manzanilla o tila- no suponen ningún problema si se toman con moderación y el médico ha dado su aprobación, mientras que los tés de colores o hierbas concretas como el mate deben evitarse durante la gestación por su alto contenido estimulante.

¿Por qué debemos moderar el consumo de infusiones en el embarazo?

Beber líquido durante el embarazo y la lactancia es muy importante y permite que madre e hijo estén perfectamente hidratados. De hecho durante este periodo se recomienda a la madre que aumente la ingesta de agua y, por lo tanto, es fácil pensar en las infusiones como un sustitutivo del agua o de otras bebidas durante el embarazo.

Sin embargo, también es cierto que las hierbas que tomamos en infusión tienen diversas propiedades relajantes, estimulantes o relacionadas con la absorción de nutrientes que las convierten en más o menos recomendables según cada persona.

New Call-to-action

Por norma general, la concentración de principios activos en las infusiones es muy baja y para percibir sus efectos secundarios de forma latente su consumo debería ser continuado y elevado. Aún así, puesto que el embarazo es un periodo que requiere cuidados especiales, es importante consultar a tu médico o ginecólogo sobre cuáles son las infusiones permitidas en el embarazo y cuáles es conveniente evitar e incluso restringir completamente (infusiones abortivas).

No todas las infusiones son buenas para el embarazo

Hay algunas infusiones que no deben tomarse durante el embarazo y la lactancia porque presentan ciertas propiedades que pueden llegar a ser perjudiciales para la madre o el feto.

A continuación, exponemos las infusiones que no deberías tomar estando embarazada y las molestias o incluso patologías que pueden favorecer y hasta provocar:

  • Salvia, poleo, té de boldo agracejo y ruda. No son recomendables porque pueden llegar a provocar contracciones uterinas.
  • La salvia y el regaliz pueden llegar a provocar hipertensión arterial.
  • El ginkobiloba puede afectar al feto, en concreto a su corazón.
  • El eucalipto favorece los sangrados en el embarazo.
  • La menta puede ser causa de trastornos gastrointestinales.
  • La menta poleo y el boldo pueden provocar toxicidad en el feto, según algunos estudios.

El propóleo y la equinácea no deberían consumirse por precaución, ya que actualmente aún no se conocen claramente sus efectos en el embarazo

Infusiones para embarazadas y cómo utilizarlas

La infusión de tomillo

Una de las mejores infusiones para el embarazo por su capacidad para aliviar la congestión nasal, lo que la hace muy recomendada cuando la mujer tiene gripe o sinusitis y no puede medicarse. Su consumo es, en general, positivo para aliviar las molestias y dolores que suelen aparecer en la primera mitad del embarazo.

Por otro lado, la infusión de tomillo en el embarazo es una excelente fuente de antioxidantes y vitaminas como: hierro, manganeso, fibra o calcio.

Infusiones de hojas de menta y de jengibre

Para evitar las náuseas durante el primer trimestre del embarazo se recomiendan infusiones de hojas de menta que ayudan a disipar los síntomas y a recobrar el apetito, e infusiones de jengibre, muy útiles para calmar el malestar estomacal.

En el caso de la menta se recomienda no dejar que la hierba se cocine mucho para que sus propiedades no se alteren. Algo similar ocurre con la hierbabuena, una de las infusiones para el embarazo, recomendada para eliminar de forma natural molestias frecuentes como el dolor de cabeza.

Infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa

Los cambios hormonales, físicos y de temperatura, y los nervios del embarazo hacen que, especialmente durante el último trimestre de la gestación, dormir sea complicado. Las infusiones de flor de azahar, pasiflora y melisa se convierten en infusiones relajantes para embarazadas que, además, ayudan a conciliar el sueño. La manzanilla en el embarazo, tomada en cantidades bajas y eventualmente, también ayuda a relajarse y dormir mejor.

Infusión de hojas de frambuesa

Dentro de las infusiones aptas para embarazadas destaca la de hojas de frambuesa, que ayuda a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Como siempre conviene dosificar su consumo y sin abusar de ella, y se recomienda evitar tomarla a partir de la semana 38.

Infusión de manzanilla

Se considera beneficiosa porque ayuda a combatir el insomnio, la ansiedad, las náuseas y los problemas digestivos. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tomada en exceso puede llegar a alterar el sistema inmune y provocar problemas circulatorios.

Infusión de valeriana

La infusión de valeriana ayuda también a conciliar el sueño y combatir la ansiedad, aunque algunos expertos desaconsejan su uso durante el embarazo, por lo que si se toma hay que hacerlo con moderación.

Infusión de rooibos

El consumo de rooibos durante el embarazo es beneficioso porque contiene antioxidantes que estimulan las defensas y el sistema inmunológico, además de favorecer la circulación sanguínea.

Infusión de jengibre

Su consumo ayuda a aliviar las náuseas, una molestia extraordinariamente frecuente sobretodo en los primeros meses de embarazo.

Infusiones abortivas y otras hierbas que debes evitar durante el embarazo

En el embarazo debes evitar infusiones que contengan cafeína o que produzcan un efecto estimulante, y también aquellas que, por su composición, puedan hacer llegar al bebé ciertas sustancias nocivas o tóxicas vía placentaria.

Entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo destaca el poleo menta ya que contiene un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades tóxicas a nivel de hígado y riñones que puede causar malformaciones en el feto.

También debes evitar  aquellas que lleven salvia y perejil, ya que podemos considerarlas como infusiones abortivas. La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el aumento de la presión arterial y los abortos. El perejil también está relacionado con los abortos .espontáneos.

Otras infusiones y hierbas que debes evitar durante el embarazo son:

  • Aloe vera
  • Diente de león
  • Artemisa
  • Caléndula
  • Ginseng
  • Consuelda
  • Ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé)
  • Eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna)

 

¿Puedo tomar té si estoy embarazada?

Como siempre, depende de la variedad y de la cantidad. Algunas variedades de té impiden la absorción de hierro y calcio, pudiendo llegar a producir anemia si se toma en exceso, aunque también se trata de infusiones que nos aportan un buen número de nutrientes.

Puedes tomar té verde y té rooibos en el embarazo sin problema. El té rooibos contiene antioxidantes que estimulan las defensas,  más bajas durante la primera etapa del embarazo y aligera el sistema digestivo, mientras que el té verde es rico en antioxidantes que protegen el ADN de daños y favorecen un buen desarrollo del bebé. Blanco, jazmín o jengibre son otras variedades de té que puedes tomar durante el embarazo.

Por otra parte, durante la gestación se deben evitar el té rojo y el té negro, así como otras variedades o mezclas frutales y que incluyan los anteriores.

Algunos consejos generales sobre las infusiones para embarazadas:

  • Se recomienda un máximo de 2 infusiones al día. Algunos expertos incluso recomiendan no tomar más de 4-5 infusiones a la semana.
  • Elige siempre infusiones descafeinadas.
  • Se recomienda no dejar mucho tiempo la bolsita o las hierbas en el agua caliente ya que así se evita que amarguen el sabor demasiado y que aumente el nivel de cafeína o teína.
  • Procura no tomar siempre el mismo tipo de infusión para evitar que aparezcan efectos secundarios.
  • La mayoría de las hierbas que normalmente se usan para cocinar se pueden tomar como infusiones en el embarazo.
  • Descarta aquellas infusiones entre cuyas propiedades se encuentre la estimulación del útero. Por ejemplo: anís, muérdago, flor de Jamaica, hierba Luisa, raíz de regaliz, romero, ortiga, hinojo o poleo.
  • Intenta comprar tus infusiones en tiendas de confianza.
  • Antes de tomar cualquier combinado de hierbas, revista su composición y consulta a tu médico si tienes cualquier duda al respecto.

 

¿Cómo asegurar que tu embarazo está yendo bien?

Tomar precauciones en la alimentación durante la gestación es muy importante para asegurar la tranquilidad en tu embarazo y estar más segura. Si buscas la seguridad de que todo está yendo bien es esencial realizarse las pruebas precisas para garantizar tu tranquilidad. Un ejemplo de ello es el Test NACE, una prueba prenatal no invasiva que analiza las alternaciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo en el embarazo. Encuentra más información aquí y vive un embarazo con tranquilidad.

DESCARGAR
subir

Pin It on Pinterest