X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Semana 10 de embarazo: ¿qué prueba se debe realizar la embarazada?

Semana 10 del embarazo: ¿qué pruebas hay que realizar?

El momento en el que la futura madre llega a la semana 10 de embarazo es muy relevante. El primer trimestre de embarazo, con sus riesgos particulares, está a punto de quedar atrás y el futuro bebé entra en una nueva fase de desarrollo al pasar de embrión a feto, una etapa en la que permanecerá hasta el momento del parto. Éste es el momento también de realizar nuevas pruebas prenatales que determinen la salud del futuro bebé.

Este momento implica también nuevos retos y responsabilidades para el especialista. Y es que a partir de esta semana es posible realizar pruebas a la embarazada que determinen si existe alguna anomalía genética en el feto. Entre las más comunes destacan las anomalías en los cromosomas 21, 18 y 13. Las trisomías en estos cromosomas son responsables de los síndromes de Down, Edwards y Patau.

Detectar de forma prenatal la existencia de estas anomalías forma parte del compromiso profesional con la embarazada, siempre interesada en la salud de su futuro bebé.  Para ello, es importante conocer las alternativas de las que se dispone como profesional y plantear las más convenientes.

Prueba prenatal no invasiva en la semana 10  de embarazo

Mientras que la primera ecografía indicada médicamente no se realiza hasta la semana 12 y para practicar una amniocentesis fiable es necesario esperar hasta la semana 15, las pruebas prenatales no invasivas pueden realizarse cuando el feto llega a su semana 10 de desarrollo. Las pruebas como el test no invasivo NACE permiten la detección de ADN fetal libre circulante en el plasma materno a través de tecnología de secuenciación masiva y análisis bioinformáticos avanzados.

Estas pruebas se realizan a partir de la extracción de una muestra de sangre de la madre, gracias a la cual es posible analizar las alteraciones cromosómicas más frecuentes, relacionadas con los cromosomas ya mencionados. Si se debe esperar hasta la semana 10 de embarazo para realizar esta prueba, es precisamente porque es a partir de este momento cuando la cantidad de ADN fetal en sangre materna es suficiente para poder realizar el test y obtener resultados fiables.

Al tratarse de una prueba prenatal no invasiva, se evitan los riesgos asociados a pruebas invasivas como la amniocentesis, entre los que se incluyen molestias, sangrado, pérdida de líquido amniótico y, en un porcentaje menor de los casos, el aborto espontáneo.

Máxima garantía con el test prenatal NACE

El test prenatal no invasivo NACE detecta con la máxima precisión fetos con síndrome de Down, así como otras anomalías (cromosomas 18, 13, X e Y). NACE evita retrasos en el tiempo de entrega de resultados. El número de casos en los que es necesaria una nueva extracción es inferior al 0,1%.

Para una detección de anomalías genéticas más avanzada, los especialistas pueden recurrir a NACE Ampliado. Este test prenatal presenta todas las características del test NACE, con una versión ampliada que incorpora la detección de trisomía para los cromosomas 9 y 16, muy relacionadas con abortos espontáneos del primer trimestre. Además identifica seis microdeleciones relacionadas con síndromes genéticos importantes.

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest