X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Preguntas frecuentes sobre la ecografía de la semana 12

14 Marzo, 2018

Para las embarazadas, especialmente para las madres primerizas, realizar la primera ecografía puede ser ilusionante y motivo de preocupación a partes iguales. Esta prueba nos permitirá, a nivel personal, ver por primera vez a nuestro hijo y, a nivel médico, prever posibles enfermedades o malformaciones en el bebé. Se trata, por tanto, de un momento cargado de emociones pero también de nervios.

 

¿Para qué sirve la ecografía de las 12 semanas?

Con las ecografías podemos ver la evolución del bebé, algo que sin lugar a dudas es muy ilusionante para los futuros padres. Sin embargo, la principal función de estas pruebas es médica, ya que permiten ver cómo está el bebé y detectar posibles problemas en su desarrollo.

Evidentemente, una embarazada puede realizarse una ecografía antes de la semana 12 de gestación. Sin embargo, no será hasta ese momento cuando la prueba arroje información realmente útil.

Concretamente, la información que podemos obtener tras la realización de la ecografía de las 12 semanas es:

  • Confirmar la adecuada implantación del embrión y realizar una visualización de la posición de la placenta.
  • Saber si se trata de un embarazo múltiple o de un embarazo único.
  • Comprobar la edad gestacional y, por lo tanto, calcular la posible fecha del parto.
  • Medir al bebé, analizar su desarrollo y confirmar que su tamaño corresponde con su edad gestacional.
  • Determinar si existen malformaciones físicas en el bebé.
  • Observar posibles alteraciones cromosómicas en el feto. En la ecografía de las 12 semanas se mide el pliegue nucal y se comprueban otros parámetros que, junto con la prueba del Cribado combinado, pueden aportar indicios de que el bebé presenta una trisomía 21, es decir, Síndrome de Down (habrá que realizar otra prueba para confirmarlo).
  • En ocasiones, en la ecografía del primer trimestre también se puede averiguar el sexo del bebé.

 

¿Cuándo se realiza?

La primera ecografía del embarazo se realiza cuándo la medida del embrión (desde la cabeza a la rabadilla) está entre 45 y 84 milímetros. Por norma general, esta medida se corresponde con las semanas 11 y 13 del embarazo, contadas desde el primer día de la última regla.

Respecto a quién debe hacérsela, la ecografía de las 12 semanas es obligatoria para todas las embarazadas. De hecho, se trata de la primera ecografía indicada médicamente ya que los datos obtenidos son de suma importancia para conocer el estado de salud del feto.

 

calendario de pruebas durante el embarazo

 

¿Se hace por vía abdominal o vaginal?

La ecografía de las 12 semanas puede hacerse tanto por vía abdominal como por vía vaginal. Con la sonda abdominal el ecografista obtendrá planos más amplios pero con menor resolución, mientras que si se opta por una ecografía vaginal podrá verse el feto con mayor nitidez pero en planos más cortos, ya que la sonda tiene un desplazamiento limitado.

En todo caso, elegir la vía abdominal o vaginal para realizar la ecografía de las 12 semanas depende del profesional en cuestión. También hay que tener en cuenta que una no excluye a la otra: si el ecografista lo considera oportuno, puede realizar las dos.

 

¿Cómo se ve el embrión a las 12 semanas?

En la semana 12 de gestación los órganos vitales del embrión ya se han desarrollado y su cabeza se va redondeando. Por norma general, un bebé con esta edad gestacional mide entre 60 y 70 milímetros, y pesa de 9 a 14 gramos.

Sobre lo que veremos en la ecografía del primer trimestre, el aspecto del feto es similar al de un bebé recién nacido. Podremos distinguir con claridad cabeza, tórax, abdomen y extremidades, y es el momento en que pies y manos comienzan a desarrollarse.

Puesto que en este momento el bebé está rodeado de mucho líquido amniótico, se mueve con facilidad por el útero, siendo la tendencia “natural” apoyar la espalda sobre la cara posterior de éste. Esta postura facilita las mediciones.

Por último, ya que al realizar la ecografía de las 12 semanas los genitales ya habrán terminando de formarse, es muy probable que, si lo deseamos, podamos conocer el sexo del bebé.

 

Recomendaciones para hacerse la ecografía del primer trimestre

La ecografía de las 12 semanas no requiere ninguna preparación especial aunque se recomienda a la embarazada no aplicarse lociones, cremas o aceites en el abdomen en las 48 horas previas porque, si la zona está húmeda, la prueba puede entorpecerse. Algunos médicos pueden aconsejar acudir a la cita con la vejiga vacía.

Puesto que esta prueba suele acompañarse de una analítica, es posible que se indiquen otras determinaciones específicas. Aún así, si sólo se solicitan análisis B-HCG y PAPP-A, la mujer no necesita estar en ayunas. Algunos profesionales incluso recomiendan comer algo dulce para estimular el movimiento del bebé.

En todo caso, será tu ginecólogo quien te indique si debes seguir alguna indicación especial para preparar la ecografía de las 12 semanas. Aunque antes de eso, y para la seguridad de las futuras mamás, puedes recurrir al test prenatal no invasivo Nace. ¿Quieres saber más sobre este test? ¡Contacta con nosotros!

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest