¿Qué tomar para las náuseas en el embarazo?

Las náuseas en el embarazo son una de las molestias más comunes y suelen ocurrir durante el primer trimestre.  A lo largo de este artículo veremos sus causas y cómo mitigarlas.

 

¿Por qué ocurren?

Tanto las náuseas como, en algunos casos, los vómitos en el embarazo ocurren a  consecuencia de la influencia de la conocida como hormona del embarazo (beta GCH, gonadotropina coriónica humana). Esta hormona, producida primero por el embrión y luego por la placenta, es la responsable de las transformaciones que va a experimentar tu organismo durante la gestación. Tiene también la capacidad de alterar una de las partes del sistema nervioso que activa las náuseas y los vómitos.     

Kit del embarazo

Además, por efecto de esta hormona, otros factores que pueden favorecer las náuseas son:

    • Los mayores niveles de estrógeno y progesterona.
    • Llevar una mala alimentación (comidas grasas, picantes y copiosas).
    • La presencia en el estómago de la bacteria Helicobacter Pylori.

 

Una molestia casi siempre pasajera y menor

Aunque las náuseas y vómitos pueden ser muy molestos, no deben generarte una gran preocupación, ya que en la mayor parte de los casos se trata de unos síntomas pasajeros, normalmente se dan entre la semana 5 y 20 del embarazo y luego desaparecen. Tampoco comprometen tu salud ni la de tu bebé, ni suponen ningún impedimento para que el embarazo pueda seguir su curso sin complicaciones.

 

Consejos para evitar o aliviar las náuseas

  • Hacer comidas ligeras y tomar pequeñas porciones de alimento en intervalos cortos (no pasar más de 3 horas de ayuno). 
  • Comer frutas y verduras en abundancia y limitar el consumo de grasas.
  • Procurar ingerir suficiente Vitamina B, ya que al favorecer el metabolismo de lípidos, carbohidratos y proteínas reduce las molestias digestivas. Los alimentos que contienen una mayor cantidad de vitamina B son: carne, huevos, pescados, verduras, legumbres y germen del trigo. También puedes tomar algún tipo de suplemento vitamínico, siguiendo las indicaciones de tu médico.
  • Antes de levantarte de la cama por las mañanas, es recomendable que comas algo sólido, por ejemplo, un par de galletas.
  • Hidratarte muy bien. Nunca te olvides de beber agua en abundancia.
  • Evita los olores desagradables. Para ello debes alejarte de los elementos que los provocan: cigarrillos, determinados alimentos, productos de limpieza fuertes…  Ventila todas las estancias de tu casa a diario para evitar que los olores se concentren e intensifiquen.
  • Consume jengibre, que es un antiemético natural que puede ayudar a prevenir las náuseas.
  • La relajación es importante, procura tomarte las cosas con calma y bajar tu ritmo de actividad. Si eres muy nerviosa o sufres de estrés, las terapias alternativas, como la acupuntura, te pueden ir muy bien.

 

Si las náuseas o vómitos son particularmente intensos, se alargan más allá del primer trimestre, van acompañados de otros síntomas o se asocian con pérdida de peso, coméntalo con tu equipo médico. En ciertos casos es posible que te prescriban un tratamiento específico. Normalmente se receta medicación suave (que contienen Vitamina B6 y doxilamina), puesto que solo se recurre a medicinas contra los vómitos (antieméticos) si los síntomas son muy intensos.

subir

Pin It on Pinterest