Embarazo 16 semanas: los mejores consejos para la futura mamá

El embarazo a las 16 semanas se caracteriza porque el bebé empieza a tener un nivel de desarrollo notable y mucha movilidad, por lo que la madre puede empezar a disfrutar de la maravillosa sensación de notarlo. En esta etapa, la criatura comienza a realizar movimientos con la cabeza y a hacer el gesto de chuparse el dedo. A las 16 semanas suele medir aproximadamente 10-12 cm y pesar unos 100 gr.

En esta semana también podrás pedir que te desvelen el sexo del bebé, ya que normalmente se aprecia en la ecografía.

A estas alturas del embarazo los cambios en tu cuerpo son ya evidentes: te aumentará ostensiblemente el tamaño de tu abdomen y senos. Otros cambios pueden ser:  una mayor sensibilidad de las encías y de la nariz (con posible sangrado), secreción de un líquido amarillo por los pezones, conocido como calostro.

Los 7 mejores consejos para la futura mamá

El desarrollo del embarazo lleva asociado un conjunto de molestias en la madre: dolores de espalda, problemas para caminar bien erguida, pesadez en las piernas… Esto es totalmente normal por el incremento del peso y los cambios hormonales. Afortunadamente, no tienen por qué ser muy intensas ni interferir demasiado en tu actividad diaria y, además, pueden evitarse o mitigarse siguiendo las pautas adecuadas en cuanto a alimentación, ejercicio físico y otros detalles.

New call-to-action

En la semana 16 y en general en todo el segundo trimestre se produce un importante aumento de los requerimientos energéticos y calóricos de la futura mamá. Lo recomendable es un aumento de peso entre 3,5 y 4,4 kg durante todo el segundo trimestre. Por todo ello, te recomendamos los siguientes 4 consejos nutricionales: 

  1. Aumenta la ingesta de proteínas, hidratos de carbono y calcio y los alimentos que contengan hierro con el fin de prevenir la anemia: carnes rojas, hígados, mejillones y huevos.
  2. Asegura a tu organismo el aporte adecuado de vitamina B-12 (presente en carnes, pescados, huevos y lácteos) y vitamina C(cítricos).
  3. Come espárragos, guisantes, col y frutos secos para garantizar la cantidad de ácido fólico que precisas y pescados y mariscos para optimizar la ingesta de yodo.
  4. Las molestias digestivas son frecuentes en esta etapa del embarazo. Para aliviarlas te recomendamos: come a menudo en porciones más pequeñas, bebe mucha agua entre comidas (1,5-2L) y evita las grasas saturadas, la bollería y los fritos.

Otro problema es la hinchazón de las piernas, siendo el principal consejo:

  1. Usa medias elásticas o de compresión.

En cuanto a deporte y actividad física, es recomendable:

  1. Practicar de forma habitual actividades físicas ligeras, como caminar o hacer natación, esto ayudará a que tengas una mejor circulación sanguínea y te aliviará las molestias lumbares y de espalda.
  2. Si además tienes ansiedad, nervios o problemas para conciliar el sueño, lo ideal es practicar yoga o yoga-pilates durante todo el embarazo, que además favorece el alivio y corrección de malas posturas.

 A partir de la semana 16 el embarazo empieza a ser notable a todos los niveles: cambios en tu cuerpo y desarrollo de tu bebé. Pero no lo debes percibir como un problema, sino como algo  totalmente natural que no hace más que confirmar que todo va bien y el maravilloso proceso de generar una nueva vida está siguiendo su curso normal.

 

New call-to-action
subir

Pin It on Pinterest