X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Pescado azul en el embarazo: resolvemos todas tus dudas

24 agosto, 2018
pescado azul en el embarazo

Si en los próximos meses vas a dar a luz a un bebé, de buen seguro que una de tus máximas preocupaciones es qué tipo de alimentación debes llevar durante el periodo de embarazo. Es muy probable que por tu cabeza pasen mil dudas sobre qué tipo de alimentos son más convenientes para tu salud y la de tu futuro  bebé y, sobre todo, qué alimentos no son recomendables o, directamente, no deberías tomar bajo ningún concepto.

Aunque del todo comprensibles… ¿son realmente fundados todos estos temores sobre la  alimentación durante el embarazo?, ¿hay realmente tantas diferencias entre el estilo de nutrición que debe llevar una mujer embarazada de otra que no lo esté?,  ¿de verdad existen alimentos prohibidos, como el pescado azul?  En este artículo vamos a tratar de arrojar luz sobre estas cuestiones

 

Estoy embarazada, ¿tengo que comer distinto?

En esencia no, ya que, aunque si bien es cierto que las necesidades nutricionales de la mujer embarazada aumentan, el propio organismo es, normalmente, capaz de adaptarse a las nuevas circunstancias, modificando automáticamente la asimilación de los nutrientes.

DESCARGAR

Por este motivo, si tu estado de salud antes del embarazo era bueno y seguías una nutrición sana, variada y equilibrada, lo único que tienes que hacer es seguir, más o menos, con el mismo estilo de alimentación.

 

Se puede comer pescado azul en el embarazo

Aunque la norma general en lo que respecta a la nutrición es llevar una alimentación equilibrada, existen una serie de alimentos cuyo consumo no es en principio recomendable para las mujeres embarazadas, generando en ocasiones malentendidos y controversias, como ocurre con el pescado azul.

 

Es un hecho que las autoridades sanitarias, tras la realización de diversos estudios, han encontrado niveles altos de mercurio en el pescado azul. Dichos niveles, aunque están considerados aceptables para el consumo general, pueden ser perjudiciales para determinados grupos de población:

  • Mujeres embarazadas o en edad fértil.
  • Niños de entre 0 y 3 años.

 

¿De qué forma puede afectar el pescado azul a la salud?

El problema se deriva de la presencia, por culpa de contaminación medio ambiental, de niveles elevados de mercurio y especialmente de su forma orgánica, el metilmercurio. Estos pueden atravesar la barrera hemato-encefálica y la placenta y producir alteraciones neuronales en el bebé y también en niños muy pequeños (hasta 3 años).

Por otro lado, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard de la Universidad Estatal de Michigan en el año 2006, llegaba a la conclusión de que los altos niveles de metilmercurio elevaban el riesgo de los embarazos prematuros.

 

¿Todos los tipos de pescado azul presentan un alto índice de mercurio?

No, solamente las especies más grandes:

  • Pez espada.
  • Tiburón.
  • Cazón.
  • Marrajo.
  • Atún rojo.
  • Atún común.
  • Cimarrón.
  • Lucio.

Por lo tanto, se pueden consumir con tranquilidad y seguridad las especies pequeñas como: arenques, boquerones, angulas, anchoas, caballa, chicharro, salmón o sardinas. Eso sí, se deben cocinar o congelar previamente como medida preventiva del anisakis.

 

Entonces… ¿debo abstenerme de comer pescado azul si estoy embarazada?

La recomendación de la prestigiosa Food and Drug Administration (FDA) de EEUU es que las mujeres en estado de gestación coman pescado azul dos veces a la semana como máximo y que este sea de pequeño tamaño.

En cualquier caso, no debe confundirse esta limitación del pescado azul a dos raciones semanales, evitando que sea de gran tamaño, con la eliminación total del pescado en la dieta de las embarazadas. El motivo es muy claro: el pescado azul es una gran fuente de omega 3, un ácido graso que juega un papel clave en el desarrollo cerebral y de la retina del futuro bebé. Por lo tanto, en su justa medida se trata de un aporte nutricional muy importante para la madre y el feto.

 

DESCARGAR

 

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest