Ecografía 5 semana: ¿es normal que no vea nada?

En la quinta semana el bebé es muy pequeño, del tamaño de una semilla de sésamo. En este momento está formado de tres capas de células: el ectodermo, el mesodermo y el endodermo, que más tarde formarán todos sus órganos y tejidos.

En cualquier caso, las hormonas del embarazo ya han entrado en funcionamiento, por lo que la mujer embarazada de cinco semanas puede sentir náuseas y hasta vómitos, así como más cansancio y sueño de lo que en ella suele ser habitual. Otro posible síntoma es orinar bastante más de lo normal: es posible tener que ir al baño cada hora y a veces incluso durante la noche.

 

¿Qué se ve en la ecografía de la semana 5?

Aunque lo habitual es que la primera ecografía te la realicen entre la semana 7 y la 12, en ocasiones el equipo médico que controla tu embarazo puede decidir que te la adelanten a la semana 6 e, incluso, a la semana 5.

[cta_generico id=7214]

En una ecografía en una etapa tan primaria casi no se aprecia nada, ya que el bebé mide apenas 1 mm.

 

¿Para qué sirve una ecografía en la semana 5?

Esta primera ecografía se utiliza para confirmar la existencia del embarazo y comprobar que todo va bien. Se verifica que el embrión se encuentre situado correctamente en el útero (es decir, que no haya embarazo ectópico) y que no se han producido hematomas en el útero a consecuencia de la implantación del embrión u otros problemas.

Otra información muy valiosa que nos puede proporcionar esta prueba en etapas tan tempranas es si el embarazo es simple o múltiple.

 

¿Cuándo se realizan ecografías tan tempranas?

No es habitual realizar una ecografía antes de la semana 7, aunque puede depender de las circunstancias de cada embarazo y los antecedentes. Por ejemplo, que la mujer haya experimentado complicaciones en embarazos anteriores.

Si has tenido precedentes de aborto involuntario, embarazo ectópico o extrauterino o sangrado en las primeras semanas, es posible que tu médico quiera cerciorarse de que todo está correcto mediante una ecografía temprana.

Las ecografías tempranas se realizan de forma transvaginal. Este tipo de ecografía fetal consiste en la colocación en la vagina de un dispositivo denominado transductor, el cual emite ondas sonoras que, posteriormente, se transforman en imágenes.

[cta_generico id=7217]

Solicitar Información