Cruzar las piernas en el embarazo: ¿es perjudicial para la madre o el bebé?

21 Febrero, 2019 Igenomix Consejos para la mamá
cruzar las piernas embarazo

¿Te han dicho alguna vez que no se deben cruzar las piernas en el embarazo? Es probable que sí, ya que es una creencia bastante generalizada. En este artículo analizamos qué hay de cierto en esta afirmación.

 

¿Cruzar las piernas puede perjudicar a tu bebé?

Es totalmente falso, puesto que el bebé se encuentra muy bien protegido por el líquido amniótico, el cérvix uterino y el tapón mucoso, y la presión ejercida por las piernas al cruzarse no es lo suficientemente fuerte como para poder dañar, ni siquiera molestar, al bebé.

Relacionado con la idea que cruzar la piernas puede dañar al bebé, también se dice que le puedes cortar la respiración, algo tan incierto como absurdo ya que a los bebés no les entra aire del exterior, puesto que se encuentran dentro de la bolsa amniótica y en un espacio cerrado y sellado.

Otra falsedad es que cruzar las piernas puede provocar que el niño presente, durante el embarazo o en el momento del parto, una o más vueltas de cordón umbilical alrededor del cuello. Esta circunstancia sí se da con frecuencia pero las causas no tienen nada que ver con que la madre cruce o no las piernas, sino con que el cordón sea demasiado largo o haya un exceso de líquido amniótico.

 

Cruzar las piernas durante el embarazo dificulta la circulación sanguínea

La mala circulación durante el embarazo por el aumento del volumen sanguíneo, el peso del bebé  y la acumulación de líquidos es un malestar muy frecuente.

La costumbre de cruzar las piernas, sobre todo de forma continuada, intensifica el problema puesto que en esta posición los vasos sanguíneos quedan presionados, dificultando aún más la circulación.

Kit del embarazo

La obstrucción sanguínea está asociada también a otros problemas de salud como: hormigueos, adormecimiento y entumecimiento de las piernas, sensación de pesadez y piernas cansadas, dolor de espalda y aparición de varices.

Las varices son venas dilatadas de color azul o morado que, aunque no son un síntoma exclusivo del embarazo, sí que es posible que te aparezcan por primera vez durante la gestación o que empeoren si ya las tenías.

Las varices, además de antiestéticas, pueden llegar a ser molestas (picores y sensación de ardor  a su alrededor, pesadez en las piernas…) y hasta dolorosas.

 

Cruzar las piernas no puede causar ningún daño al bebé pero no es  aconsejable para la madre

En conclusión, si tienes la costumbre de cruzar las piernas al sentarte o cuando estás parada estando de pie, puedes estar tranquila porque no le vas a causar ningún daño a tu bebé.

Sin embargo, es una posición poco recomendable, sobre todo mantenerse así durante mucho tiempo, porque no es bueno para la circulación sanguínea de tus piernas. Al contrario, hace que el flujo sanguíneo sea más lento, agudizando un problema muy propio del embarazo.

Es más, cruzar mucho las piernas es un mal hábito para todos, mujeres embarazadas o no y también hombres, ya que por lo general dificulta la circulación y puede provocar problemas de espalda. El motivo es que conlleva una mala posición del peso del cuerpo, provocando una postura que tiende a forzar la columna en exceso, lo que se puede traducir en molestias y dolores de espalda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest