Cómo son la contracciones del parto: te ayudamos a distinguirlas

contracciones del parto

Las contracciones del parto son aquellas que ayudan al feto a bajar por el canal del parto y nacer, provocando el acortamiento y la dilatación del cuello del útero y, finalmente, la expulsión del bebé al exterior. Con anterioridad, es posible que notes también otras más leves denominadas contracciones de Braxton Hicks. En este artículo te vamos a dar una serie de claves que te ayudarán a distinguir los distintos tipos de contracciones posibles.

 

Diferencias entre las contracciones del parto y las de Braxton Hicks

  • Las contracciones de parto son regulares, de entre 30 y 70 segundos al principio y van aumentando en frecuencia y duración de forma progresiva a medida que se acerca el momento de dar a luz. Al comienzo, las contracciones se suelen notar cada 10 minutos, luego aparecen cada 6, 4 y 3 minutos (es lo que se denomina trabajo de parto). Por el contrario, las de Braxton Hicks son más cortas e irregulares.
  • Por lo general, las propias del parto son más dolorosas y, además, se vuelven más intensas a medida que pasa el tiempo. Mientras dura el dolor, es posible que no seas capaz de hablar con otras personas, para llevarlo mejor, puedes hacer las respiraciones más rápidas y cortas durante lo que dure la contracción.
Kit del embarazo

Sin embargo, las de Braxton Hicks no suelen ser dolorosas y probablemente no te obliguen a interrumpir tus actividades.

  • Además, las contracciones del parto se pueden irradiar hasta la región lumbar y la parte superior del abdomen, algo que no ocurre con las otras, ya que suelen ser molestias principalmente en la porción inferior del abdomen.
  • Las contracciones del parto al ser cada vez más regulares, intensas y de mayor duración, ayudan a modificar el cuello del útero, por eso son más dolorosas.

 

Tanto las contracciones de parto como las de Braxton Hicks son totalmente normales y forman parte del proceso natural del alumbramiento de una nueva vida. Sin embargo, la presencia de contracciones antes de tiempo provocadas por la irritabilidad uterina o útero irritable es una situación anormal que requiere atención médica urgente, ya que existe riesgo de parto prematuro.  

 

Las contracciones extemporáneas

Las contracciones antes de tiempo no deben confundirse con las de parto ni con las Braxton Hicks. Se producen cuando tiene lugar una relajación activa del útero prematura  y se caracterizan por no seguir un patrón fijo, pudiendo ser muy variables en frecuencia e intensidad: la mujer puede sentirlas de manera aisladas y débiles o, por el contrario, sentir un intenso dolor y notarlas en intervalos muy cortos de tiempo.

Algunas de las causas predisponentes pueden ser: infección de orina, estrés o ansiedad, deshidratación y embarazo múltiple, entre otros.

Si notas contracciones antes de la semana 37, que es cuando se considera que el embarazo ha llegado a término, debes acudir al médico, ya que existe riesgo de parto prematuro.  

 

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest