Test no invasivo en sangre materna: un plus de seguridad a partir de la semana 10

test no invasivo en sangre materna

Mediante una sencilla extracción de sangre del brazo de la madre es posible analizar el ADN fetal en la sangre materna, sin ningún peligro para el bebé. El test no invasivo en sangre materna puede realizarse a partir de la semana 10 de embarazo y aporta unos datos de gran fiabilidad en relación a la probabilidad de que el bebé sufra síndrome de Down, síndrome de Patau o síndrome de Edwards, entre otras anomalías cromosómicas.

 

¿Qué es el test NACE y por qué es tan fiable?

El test NACE de Igenomix es un test de cribado prenatal que consiste en una sencilla extracción de sangre periférica de la madre que permite la detección de ADN fetal libre circulante en el plasma materno que se analiza posteriormente mediante tecnología de secuenciación masiva y análisis bioinformáticos avanzados. Se trata, por lo tanto, de un test no invasivo en sangre materna que permite analizar las alteraciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo el embarazo.

calendario de pruebas durante el embarazo

El test NACE ofrece actualmente la tasa de informatividad más alta del mercado, el 99,9%. Esto es posible por los siguientes motivos:

 

  • Gracias a los avances tecnológicos de Igenomix, es posible analizar de forma independiente el ADN fetal respecto al ADN materno con una gran rapidez y precisión
  • NACE obtiene resultados incluso con fracción fetal inferior al 4%, permitiendo detectar ciertas alteraciones genéticas que tienen lugar con una baja fracción fetal.
  • Estamos en constante desarrollo y mejora continua y perfeccionamiento. Ejemplo de ello es el Nace Ampliado 24, una prueba que, además de analizar los 24 cromosomas, añade el estudio de 5 microdeleccciones (pequeñas pérdidas de material cromosómico) relacionadas con síndromes genéticos importantes.

 

¿Puede sustituir a la amniocentesis?

Un test no invasivo en sangre materna es una prueba de cribado que, debido a su alta fiabilidad, te aportará una dosis extra de tranquilidad y además a principios del embarazo, ya que esta prueba se puede realizar muy pronto: a partir de la décima semana.

Si el resultado de un test no invasivo en sangre materna es positivo, es decir los resultados indican probabilidad de que el bebé tenga una anomalía cromosómica, es necesaria la confirmación con una prueba de diagnóstico invasiva, como la amniocentesis.

Lo que sí consigue el test NACE es reducir la necesidad de tener que realizar una prueba invasiva, evitando riesgos innecesarios a la madre y, sobre todo, al bebé.

 

subir

Pin It on Pinterest