Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Sexo en el embarazo: mentiras y verdades

9 Febrero, 2017

Mantener relaciones en el embarazo, en la mayoría de los casos, no tiene por qué suponer un problema, pero aún siguen perviviendo mentiras y medias verdades que te pueden hacer dudar sobre si es buena idea tener sexo estando embarazada.

Que no te asusten los falsos mitos. La vida sexual de una mujer o una pareja puede seguir siendo estupenda y habitual incluso cuando hay un bebé en camino.

¿Se puede hacer el amor embarazada sin riesgo a hacerle daño al bebé? A no ser que tu médico te indique lo contrario, el sexo no tiene por qué causar abortos ni contracciones.

De hecho, se podría decir que es todo lo contrario a dañino: es bueno mantener relaciones sexuales en el embarazo para afianzar el bienestar de la pareja y la salud de la futura mamá. Las mujeres se encuentran más fuertes psicológicamente, las relaciones con la pareja funcionan mejor y se afrontan mejor los cambios en el entorno.

 

¿Está prohibido tener relaciones sexuales en el primer trimestre?

Las relaciones sexuales son bienvenidas durante todos los meses del embarazo, ya que aportan beneficios a las mujeres. Puedes tener sexo en cualquier fase de tu embarazo, por lo que no está contraindicado.

Solo se debe dejar de mantener relaciones sexuales cuando exista alguna enfermedad o patología en el embarazo, en cuyo caso el médico desaconsejará tener relaciones en todas las etapas del embarazo. Como norma general, los médicos prohíben tener sexo en el embarazo si la mujer padece una patología que cause sangrado genital.

¿Hacer el amor en las últimas semanas de gestación avanza el parto?

No está demostrado. Si bien es cierto que el semen contiene prostaglandinas, una substancia que teóricamente puede hacer madurar el cuello del útero y facilitar el parto, la cantidad presente en una eyaculación es muy pequeña. El proceso que desencadena un parto es más complejo, por lo que las mujeres pueden disfrutar de relaciones sexuales plenas hasta los últimos estadios del embarazo.

¿Perderé el apetito sexual en el embarazo?

Uno de los mitos más antiguos y arraigados sobre el sexo durante el embarazo es una disminución el deseo sexual en el primer y tercer trimestre. Al principio, por culpa de los cambios hormonales y algunos síntomas (náuseas, dolor de los senos, etc) se puede perder el apetito sexual; en el segundo trimestre se recupera la libido y en el tercer trimestre, por el gran cambio físico, se puede volver a perder el deseo.

Este ciclo del sexo en el embarazo no ha sido confirmado ni desmentido, aunque hay estudios que sí indican una pérdida de deseo sexual de forma progresiva al embarazo, que es confirmada en el postparto y el primer año del nacimiento del bebé.

 

¿Debo usar preservativo?

En un principio no es necesario utilizar el preservativo o métodos anticonceptivos si se mantienen relaciones sexuales con una pareja sana, aunque no es desaconsejable. Por el contrario, el uso de preservativos sí es obligatorio cuando haya riesgo de transmisión de una enfermedad sexual infecciosa por parte de la pareja o no se mantenga sexo con el compañero o compañera habitual. La protección ante ETS nunca sobra.

¿Debes ser comedida cuando tengas sexo?

La gestación de un bebé no implica tener que renunciar al sexo en el embarazo, mucho menos en evitar gestos, caricias u otras señales de amor ‘fogosas’. Con todo, en los embarazos con algunas patologías leves los médicos recomiendan cierta prudencia en el sexo.

Por ejemplo, se recomienda que en la penetración el impacto sobre el cuello del útero no sea violento. En cualquier caso, la vida sexual de las mujeres va más allá del simple coito y, cuando la penetración esté contraindicada, se puede optar por otras vías igualmente placenteras.

 

Primeros síntomas en tu embarazo

Algunos mitos verdaderos sobre embarazo y relaciones sexuales

Existen algunos riesgos que pueden hacer necesario renunciar al sexo en el embarazo, ya que se podría llegar a provocar el aborto o el parto prematuro del bebé. En caso de que practiques sexo y sucedan algunas de estas señales, consulta con tu médico el estado de tu bebé y del embarazo.

  • Sangrado durante la relación sexual o aparición de manchas de sangre tras la misma.
  • Contracciones antes de lo normal.
  • Ruptura del saco amniótico, la cual puedes detectar por la pérdida de líquido.
  • Apertura del orificio uterino antes de tiempo.

En estos  casos existe un riesgo de aborto, parto prematuro o infección. Asimismo, si tu médico te ha advertido de que puedes sufrir un parto prematuro, aborto o tienes un embarazo múltiple tampoco es aconsejable tener sexo en el embarazo.

Asimismo, si el papá o la mamá padecen alguna enfermedad como insuficiencia placentaria, placenta previa, diabetes, asma, problemas cardíacos o infecciones genitales, la mujer no debe tener sexo en el embarazo.

Las enfermedades en ambos miembros de la pareja son una contraindicación para el sexo en el embarazo pues podría llegar a provocar un aborto o parto pretérmino.

 mejores posturas para hacer el amor embarazo

 

Las mejores posturas para hacer el amor embarazada

Para poder disfrutar del sexo y de un embarazo seguro, es importante familiarizarse con las mejores posturas para hacer el amor durante el embarazo en cada trimestre, unas posturas que garantizan el bienestar del bebé y tu disfrute.

Posturas sexuales para el primer trimestre de embarazo

En esta primera etapa del embarazo, por regla general, la mujer no suele tener muchas molestias, y el abdomen tampoco ha crecido mucho. Por ello, quizás es la etapa más cómoda para mantener relaciones sexuales con la pareja. La mujer sigue manteniendo movilidad y flexibilidad y, además, durante este primer trimestre de gestación la líbido aumenta, siendo más fácil y placentero llegar al orgasmo.

Con esto, prácticamente todas las posturas sexuales podrían practicarse durante este periodo, pero se pueden aconsejar dos por encima del resto. La penetración por detrás, comúnmente conocida como la postura del “perrito”, es una de las más cómodas, ya que permite mucha movilidad y deja el vientre libre.

También puede resultar especialmente cómoda la variante del misionero. La mujer ha de colocarse tumbada hacia arriba con las rodillas ligeramente flexionadas y el hombre se pondrá encima de ella. Para que resulte más cómoda es aconsejable poner una almohada bajo de las caderas. Pese a que esta postura no ejerce presión sobre el abdomen es preferible no practicarla a partir del cuarto mes de embarazo, por eso es apta para este primer trimestre.

Posiciones sexuales para embarazadas en el segundo trimestre

A lo largo de esta segunda etapa del periodo gestacional el crecimiento del bebé conlleva un mayor volumen del abdomen de la embarazada, cosa que empieza a dificultar su movilidad y flexibilidad. Pese a esto, y siempre que el médico no lo considere contraproducente, se podrá seguir manteniendo una actividad sexual normal, aunque tratando de evitar ciertas posturas que ejerzan mucha presión sobre el abdomen.

Por eso, puede ser recomendable una postura con la mujer encima del hombre, siendo además una de las opciones más cómodas y placenteras para la mujer. La mujer podrá liberar la presión de su abdomen y controlar en todo momento la intensidad y profundidad del acto sexual. Cualquier variación de esta postura sexual, en la que la mujer se coloca encima, será muy cómoda en este periodo.

Posturas sexuales para el tercer trimestre de embarazo

Al llegar a la última etapa del embarazo el hecho de mantener relaciones sexuales puede empezar a ser dificultoso dado el volumen del abdomen y la falta de movilidad de la mujer. Para lograr una mayor comodidad, se puede optar por la postura de la cucharita, una de las posturas más indicadas. En ella, la mujer se tumbará de costado y el hombre se situará detrás de ella. Al realizarse la penetración desde detrás, el abdomen queda liberado de cualquier tipo de presión.

En esta última etapa, es muy importante evitar posturas en las cuales la mujer se tumba boca arriba, ya que el peso del vientre, sobre todo a medida que se acerca el momento del parto, puede ejercer presión y dificultar el funcionamiento correcto del riego sanguíneo.

 

Tu embarazo sano con el test NACE

Con el test prenatal no invasivo NACE.  Igenomix es la primera compañía en realizar estas pruebas en España y entregar los resultados en tres días laborables desde la recepción de la muestra. No dudes en informarte en nuestra página web si estos servicios te pueden interesar. La recogida de la muestra se puede realizar cualquier día de la semana.

subir
Solicitar información
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest