Segundo embarazo a los 40: riesgos, ventajas y aspectos a tener en cuenta

23 septiembre, 2019 Nabila Al-Asmar Nabila Al-Asmar Salud y bienestar
segundo embarazo a los 40

Aunque a partir de los 35 años es más difícil quedarse embarazada porque, por lo general, la reserva ovárica (número de óvulos en un momento determinado) es más baja, lo cierto es que la mayoría de mujeres que tienen un primer o segundo embarazo a los 40 acaban dando a luz bebés saludables y la gestación suele desarrollarse con normalidad.

No obstante, todos los embarazos a los 40 son considerados de riesgo puesto que existe una mayor probabilidad que el bebé pueda sufrir alguna anomalía cromosómica y porque los riesgos comunes a todas las embarazadas, como la diabetes gestacional o la hipertensión, son también más frecuentes.

 

Recomendaciones para un embarazo a los 40

  • Si te estás planteando quedarte embarazada con 40 años o más es conveniente que antes realices una visita a tu ginecólogo para conocer tu estado de salud y las probabilidades de lograrlo.
  • Llevar un control médico más exhaustivo, realizar todas las revisiones necesarias y controles prenatales recomendados. Es muy importante seguir al pie de la letra los consejos de médicos y especialistas.
Cómo saber si mi bebé nacerá sano ebook cta único
  • Llevar una vida lo más saludable posible en todos los ámbitos: alimentarse correctamente (consumir abundante fruta y vegetales), moderar el consumo de excitantes como el café, no fumar y hacer ejercicio físico moderado y con supervisión médica.

 

Las ventajas de un segundo embarazo a los 40

Si se realizan los controles necesarios y se siguen las pautas y recomendaciones señaladas por el equipo médico, un embarazo a los 40 presenta también ciertas ventajas:

  • Más estabilidad personal, económica y profesional de la mujer.
  • Un mayor equilibrio emocional y psicológico.
  • Si además se trata de un segundo embarazo o posterior, hay menos posibilidad de complicaciones en el momento del parto.

 

Una decisión personal y un reto vital apasionante

Aunque quedarse embarazada a los 40 puede ser más difícil y hay una mayor probabilidad de que se presenten algunas complicaciones, la mujer debe sentirse totalmente libre para tomar una decisión en ese sentido. Es, en definitiva, una opción personal en la que influyen muchos factores y que, como hemos visto, también tiene sus ventajas. Además, hoy en día las complicaciones cada vez son más fáciles de prevenir o detectar.

Los avances en reproducción asistida permiten unos tratamientos cada vez más efectivos que favorecen la resolución de problemas de fertilidad, permitiendo afrontar y lograr el proyecto de ser madres a mujeres de 40 años.

Por otra parte, test y pruebas médicas, como el test NACE, posibilitan detectar la presencia de anomalías cromosómicas con un alto grado de fiabilidad. De esta forma, se consigue una información de gran valor, añadiéndose un plus de tranquilidad respecto a la salud del bebé.

El test prenatal no invasivo NACE te permitirá descartar anomalías genéticas y obtener los resultados en tan sólo 72 horas laborales. Es una prueba no invasiva, que no genera apenas molestias (se realiza con un simple análisis de sangre) y no entraña peligro alguno ni para la madre ni para el bebé.

 

subir

Pin It on Pinterest