X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

¿Se puede tomar el sol embarazada?

17 mayo, 2017

En pleno verano, con altas temperaturas, el cuerpo nos pide ir a la piscina o a la playa, además de que a buena parte de las mujeres les gusta lucir bronceado. Pero si estás embarazada, ¿sabes realmente si es o no contraproducente tomar el sol?

Aunque tomar el sol con precaución es un acto aparentemente sin riesgos para la mayoría de la población, en el caso de las gestantes puede tener sus riesgos. Sabemos, por ejemplo, que la temperatura corporal de las mujeres embarazadas es un poco más elevada de lo normal, lo que significa que al exponerse abiertamente a los rayos solares, ésta aumentará..

Sin necesidad de alarmarnos, es necesario saber que tomar el sol en el embarazo durante tiempos prolongados en horas de temperaturas excesivas puede incrementar  la temperatura del interior del útero, lo que eleva el riesgo de que ascienda, a su vez, la temperatura del feto. Las consecuencias podrían ser desde daño cerebral hasta parto prematuro, como demuestran varios estudios.

No se trata de evitar completamente el sol, dado que la vitamina D que se obtiene al exponerse a él resulta beneficiosa para la futura madre y su hijo.

 

Cómo tomar el sol en el embarazo sin correr riesgos

Se deben adoptar medidas preventivas para evitar quemaduras o manchas durante el embarazo. Por ello, es recomendable el uso de cremas solares de alta protección que por otro lado han demostrado en los estudios científicos ser seguros para las embarazadas.

¿Se puede tomar el sol embarazada? La respuesta es sí, pero sigue estos consejos que te pueden ser útiles para disfrutar del sol sin correr riesgos innecesarios.

  • Tomar el sol una media hora al día. Sobre todo, evita las horas punta solares, o lo que es lo mismo, las horas entre las 12pm y las 16pm.
  • Hidratarse adecuadamente. Beber agua y comer fruta son maneras de mantenerte hidratada. Evita las bebidas azucaradas.
  • Tomar el sol de pie o paseando. Es mejor que tumbada boca arriba, sobre todo si se está en los últimos meses de gestación.
  • Proteger de forma especial la cara. Así evitarás las manchas solares típicas del embarazo provocadas por los cambios hormonales y que suelen aparecer alrededor de la boca y en las mejillas, conocidas como melasma.
  • Y, sobre todo, sentido común.

 

La crema solar en el embarazo, tu gran aliada

Una buena crema solar para embarazadas debe tener por lo menos un factor de protección solar 30, aunque será mejor si apuestas por una crema de 50 FPS o pantalla total, sobre todo para la cara, donde será más fácil que aparezcan manchas. Aplícate la crema por lo menos 20 minutos antes de exponerte al sol y reponla cada 2-3 horas.

¡No te dejes engañar por los días nublados o soleados de invierno! Incluso si no hace calor, sigues expuesta a los rayos UV de sol, por lo que lo mejor que puedes hacer es proteger las zonas expuestas al sol en cualquier momento del año. Si incluyes esta práctica en tu rutina diaria cuidarás tu piel.

Por último, ¿es cierto que las cremas solares pueden ser dañinas para el feto? Aunque existen algunos cosméticos con componentes perniciosos (retinol, vitamina A, sales de plomo), no es el caso de la crema solar. Los filtros solares se quedan en la capa superficial de la piel y la absorción es mínima. ¡Protégete sin miedo!

 

¿Qué pasa con los autobronceadores?

Los autobronceadores han evolucionado mucho en los últimos años. Son una forma sencilla y sin riesgos de coger algo de color. Al aplicarlos, sigue las instrucciones de los fabricantes. ¡No te confíes! Los autobronceadores no te eximen de tu obligación de utilizar crema solar. Aunque uses este tipo de producto, sigue aplicándote protector solar.

 

Vitamina D en el embarazo: el lado positivo de tomar el sol

¿Es bueno tomar el sol estando embarazada? Siempre y cuando se haga en la justa medida puede ser muy beneficioso.

Seguro que has oído hablar sobre cómo la vitamina D está muy relacionada con el sol. El 90 % de la vitamina D que generamos los humanos la generamos tomando el sol, mientras que el 10 % restante tiene origen en la alimentación, en productos como la leche, el huevo o el pescado azul.

¿Por qué es importante la vitamina D durante el embarazo? Varios estudios han demostrado las ventajas de esta vitamina en el desarrollo del bebé. El Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia averiguó que la vitamina D favorece el desarrollo óseo del feto.

Esta vitamina está además asociada a la prevención de enfermedades como la preeclampsia, la diabetes gestacional o la vaginosis bacteriana en la madre. En el bebé, la falta de vitamina D en el embarazo puede causar retraso del crecimiento intrauterino o infecciones respiratorias.

Para beneficiarte de esta vitamina, cuida tu alimentación y toma el sol con precaución.

 

Rayos UVA y embarazo: ¡una mala combinación!

Estés o no estés embarazada, los dermatólogos desaconsejan tomar rayos UVA por los riesgos que tienen para la piel, el más grave de todos ellos el cáncer. Durante el embarazo, el bronceado en cabina está especialmente desaconsejados.

El riesgo de hiperpigmentación en las embarazadas es mayor, o lo que es lo mismo, es más probable que te aparezcan indeseadas manchas en la piel. Además, existe una mayor tendencia a la deshidratación, lo cual siempre debes evitar.

Si quieres coger algo de color, siempre será mucha mejor opción que aproveches un día soleado para dar un paseo, protegiendo tu piel de manera correcta.

 

¿Tienes dudas? Habla con tu médico

Si has sufrido alguna quemadura, te han aparecido manchas en la piel o algún nuevo lunar o si simplemente tienes dudas, acude a tu especialista. Nadie como él sabrá aconsejarte y hacerte las pruebas que hagan falta.

Durante el embarazo, tu médico se encargará de asegurarte que el bebé crece sano y sin anomalías. Para ello, puedes solicitar que te realice el test NACE, una prueba no invasiva que permite descartar anomalías genéticas como el síndrome de Down desde la semana 10 del embarazo.

Esta prueba permite, a través de una muestra de sangre que se obtiene de la madre, analizar el ADN libre circulante del feto. En tan solo 72 horas desde la recepción de la muestra sabrás si tu bebé crece sano con alta fiabilidad y evitando los riesgos propios de otras pruebas como la amniocentesis.

¿Quieres más información? Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.



subir
Solicitar información
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest