X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Reposo relativo en el embarazo: cuídate sin parar tu vida

25 mayo, 2017
reposo relativo en el embarazo

Todos los embarazos implican llevar una vida relajada aunque en algunos casos, especialmente cuando surgen contratiempos o ante trastornos que pongan en peligro a la madre o al bebé, este consejo general se convierte en una prescripción médica.

 

¿Qué es el reposo relativo en el embarazo?

El reposo relativo en el embarazo consiste en limitar a la madre ciertas actividades físicas que pueden requerir hacer esfuerzo. Por ejemplo se recomienda:

  • Evitar cargar pes.
  • Tener cuidado al coger a otros hijos en brazos
  • Realizar ciertas tareas de limpieza en el hogar, como hacer las camas si esto implica agacharse y hacer fuerza para meter las sábanas debajo del colchón

Diferencias entre reposo absoluto y reposo relativo

Hay que diferenciar entre reposo total y reposo relativo ya que en el primero la madre debe estar directamente en la cama y sin moverse, mientras que en el segundo la mujer puede llevar una vida prácticamente normal. aunque descansando más y limitando su actividad y esfuerzo físico.

Si tu médico te prescribe reposo absoluto apenas podrás levantarte para ir al baño y volverte a acostar. En algunos casos, las mujeres no pueden darse una ducha solas,  o pueden hacerlo únicamente sentadas. También puede llegar a requerir hospitalización.

¿Cuándo se recomienda reposo absoluto?

El reposo absoluto es una medida drástica que solo es necesaria en ciertas situaciones que implican un peligro serio para la salud de la madre y/o su bebé. El reposo absoluto suele prescribirse o recomendarse en fases avanzadas del embarazo en casos tales como:

  • Realización de procedimientos invasivos o de riesgo: amniocentesis o cerclaje uterino
  • Peligro de parto prematuro.
  • Cualquier situación o condición que pueda poner en peligro la salud de la madre y/o su bebé.

Aunque es más infrecuente, también pueden darse situaciones de reposo absoluto durante las primeras semanas de embarazo. Las más frecuentes son: hipertensión, sangrado vaginal, anemia intensa, amniocentesis o retraso del crecimiento fetal.

 

Algunos consejos para sobrellevar de la mejor forma posible el reposo absoluto son:

 

  • Cambiar frecuentemente de postura
  • Hidratarse bien
  • Mantener la mente ocupada: leer, escribir, usar el ordenador, ver la televisión…
  • Llevar una buena alimentación
  • Tener todo lo necesario al alcance

Hay que diferenciar entre reposo total y reposo relativo ya que en el primero la madre debe estar directamente en la cama y sin moverse, mientras que en el segundo la mujer puede llevar una vida prácticamente normal aunque descansando más y limitando su actividad y esfuerzo físico.

 

¿Cuándo se recomienda guardar reposo relativo?

El reposo durante la gestación puede ser clave para prevenir las amenazas de aborto y es imprescindible en situaciones como la placenta previa. En todo caso cada embarazo es un mundo y la recomendación de reposo relativo en el embarazo depende de la causa, del grado de complicación y del momento de la gestación en el que se encuentre la madre.

Algunos casos en los que suele recomendarse reposo relativo en el embarazo son:

 

Hemorragias

Cuando se detecta hemorragia en el primer trimestre se suele recomendar reposo relativo y no mantener relaciones sexuales. Normalmente con descanso suficiente el  feto queda fuera de peligro y el resto del embarazo transcurre con normalidad.

Si la hemorragia se da en el segundo o tercer trimestre el tipo de reposo dependerá del origen de la misma y, en algunos casos (por ejemplo por una ectopia del cuello del útero) es posible que ni siquiera precise reposo. Si la hemorragia, independientemente de su origen y momento de la gestación, no se interrumpe, la madre deberá ser hospitalizada.

 

Crecimiento intrauterino retardado

Las causas pueden ser muchas aunque la mayoría de las veces su origen es una insuficiencia placentaria. En este caso el reposo relativo de la madre ayuda a que el bebé gane peso y se desarrolle con normalidad.

 

Contracciones prematuras

Llevar una vida tranquila y descansar varias horas al día reduce notablemente el riesgo de parto prematuro. Cuando se detecta una amenaza de parto prematuro el reposo relativo en el embarazo es fundamental para evitar la excitabilidad del útero. También ayuda a la relajación de los músculos y disminuye la presión del bebé sobre el cuello uterino.

 

Rotura de membranas

Si se rompe aguas antes de la semana 35 se aconseja reposo absoluto hasta que llegue el momento de dar a luz.

 

Placenta previa

Si hay sangrado debido a la obstrucción parcial o total del cuello uterino por parte de la placenta (placenta baja, marginal o previa) el reposo debe ser absoluto. Por otra parte, si hay diagnóstico de placenta previa sin sangrado, se aconsejará reposo relativo durante el resto de la gestación.

 

Embarazos múltiples

Mayor riesgo de aborto, parto prematuro y bajo peso de los bebés son relativamente habituales en los embarazos múltiples. En estos casos conviene guardar reposo relativo prácticamente desde el segundo trimestre de la gestación ya que el volumen de la barriga dificulta la realización de tareas habituales.

 

Preeclampsia

La preeclampsia se presenta cuando una embarazada tiene una presión sanguínea elevada (hipertensión). Aparece en menos de un 10% de los embarazos y es más habitual en madres primerizas o mayores de 35 años y en casos de embarazo múltiple.

La hipertensión no tratada puede causar en el bebé problemas relacionados con el aporte de oxígeno  y de nutrientes, y también es peligrosa para la madre. Cuando la hipertensión se presenta de forma leve puede ser tratada con reposo relativo durante el embarazo y con una dieta baja en sodio. Si es grave, la embarazada deberá ser hospitalizada.

 

Problemas de salud de la madre

Como cardiopatías, problemas respiratorios, asma, etc. Ante este tipo de enfermedades de la madre se aconseja llevar una vida relajada y disminuir la actividad física si ésta puede poner en riesgo la gestación. En todos estos casos el reposo relativo suele estar recomendado desde los primeros meses el embarazo.

 

Los primeros sintomas del embarazo ebook

 

Consejos para sobrellevar el reposo durante el embarazo

Pasar de llevar una vida muy activa con un trabajo, haciendo deporte y atendiendo las tareas diarias, a una en la que muchos ejercicios están limitados no siempre es fácil. No obstante, en este caso el fin justifica los medios, pues el reposo es una medida que es buena para ti y para tu bebé. Además, debes pensar siempre que se trata de una medida temporal vinculada a la gestación y que después podrás volver a tu vida normal.

Por otra parte, el reposo relativo en el embarazo no es sinónimo de estar encerrada en casa o de no poder moverte. Puedes hacer muchas actividades de tu día a día, salir a pasear e incluso realizar otros ejercicios que no requieran esfuerzo físico.

Para no agobiarte es interesante que mantengas una actitud positiva y que pidas ayuda a tus familiares o amigos cuando la necesites. Para ellos también puede ser una forma de involucrarse más en tu embarazo. Compartir sensaciones, experiencias y sentimientos con otras mujeres en tu misma situación también te permitirá llevar esta nueva situación con normalidad.

 

Disfruta del reposo en el embarazo

También es interesante que te tomes tu reposo relativo durante el embarazo como un descanso en el que tendrás tiempo para hacer cosas que de normal no puedes por cuestión de tiempo como leer, ver películas y series, estudiar, escuchar música o charlar con tus amigos sin límite de tiempo y horarios. Incluso puedes trabajar desde casa e ir adelantando los preparativos del nacimiento de tu hijo.

Por último, recuerda que gran parte de tu cuidado durante el embarazo pasa por llevar una alimentación sana. Si vas reducir tu actividad física se recomienda una correcta ingesta de líquidos y una notable cantidad de fibra en las comidas tomando verduras, cereales enriquecidos con fibra y frutas para evitar el estreñimiento.

 

Garantiza un embarazo con tranquilidad

Otra de las opciones para mantener reposo durante tu embarazo es evitar alterarte o estar nerviosa. Durante el embarazo es fácil darle muchas vueltas a la cabeza preguntándote si el bebé estará creciendo bien, por eso es recomendable realizarse todas las pruebas precisas para asegurar tu salud y la del bebé. El Test Prenatal NACE es una prueba no invasiva que analiza las alteraciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo el embarazo. Se realiza mediante una sencilla extracción de sangre de la madre, totalmente indolora. Infórmate y asegura la tranquilidad que necesitas durante tu embarazo.

¿Quieres más información? Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.



subir
Solicitar información
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest