Recomendaciones para la tensión baja en el embarazo

Un síntoma común durante el embarazo son las bajadas de tensión. La tensión baja en el embarazo es más común durante las primeras semanas, pero puede aparecer a lo largo de todo el periodo de gestación.

El resultado de estos episodios de tensión baja son leves mareos, especialmente cuando se realizan movimientos rápidos. En el peor de los casos, estos mareos podrían transformarse en un desmayo, lo cual puede ser peligroso para la mamá si el desmayo implica una caída.

Pese a esto, la tensión baja o hipotensión durante el embarazo no es una dolencia peligrosa. No se puede decir lo mismo de su antítesis, la hipertensión o la alta presión sanguínea, que sí puede conllevar un riesgo tanto para la salud de la mamá como para la salud del bebé.

New Call-to-action

El principal síntoma de la tensión baja es el mareo.Si estás embarazada y tienes baja la tensión es posible que notes “como si se te fuese la cabeza” al levantarte rápido o realizar un movimientobrusco tras estar tumbada o sentada durante un tiempo.

Es una sensación de vértigo bastante desagradable que puede acompañarte durante todo el día. También puede que te notes más cansada, con una sensación de fatiga constante y mucho sueño. Además puedes notar dificultades de concentración y problemas en la vista, como visión borrosa transitoria. En algunos casos, hasta puede que te sientas un poco deprimida.

En alguna ocasión la hipotensión puede provocarte hasta un desmayo. Esto ocurre cuando se da una bajada muy brusca y repentina de la tensión. En ese momento, el cerebro puede dejar de recibir el nivel adecuado de oxígeno, lo que provoca el desvanecimiento. Esto puede generarte una situación de riesgo, no por el desmayo en sí sino a consecuencia del golpe provocado por la caída.

Tensión baja en el embarazo: ¿cuáles son los síntomas?

La tensión baja no es, ni mucho menos, algo exclusivo del embarazo. Por eso, es posible que ya hayas sufrido episodios de hipotensión. Si no es el caso, quizás no sepas diferenciar los síntomas de una bajada de tensión de aquellos del embarazo. Los síntomas más comunes que produce la tensión baja en el embarazo son los siguientes:

  • Mareos frecuentes
  • Desmayos
  • Sensación de debilidad en las piernas o flojedad
  • Vértigos que se dan con frecuencia cuando te levantas rápidamente
  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Síntomas depresivos leves
  • Dificultad para concentrarte en tus labores o rutinas diarias
  • Visión borrosa ocasional

Los síntomas mencionados no suponen ningún riesgo para la mamá ni para el bebé, exceptuando el desmayo, ya que al desvanecerse de manera inesperada la mamá puede caer y darse algún golpe que le puede causar daños.

Consejos para subir la tensión

Si estas baja de tensión en el embarazo existen una serie remedios que te pueden ayudar a subirla como bebidas isotónicas o zumos.

  • Evitar los lugares muy concurridos y calurosos para prevenir las lipotimias. Tanto el calor como el ambiente propio de las zonas cargadas de gente favorecen la vasodilatación y la hipotensión en el embarazo.
  • Colocarse sobre el lado izquierdo.Esta sencilla práctica muchas veces hace desparecer en pocos segundos la presión baja en el embarazo.

Hipotensión: ¿qué recomendaciones debes seguir para evitarla?

Por suerte, la hipotensión es una dolencia a la que puedes hacer frente, incluso sin necesidad de recurrir a fármacos. Para poder reducir los síntomas de la tensión baja en el embarazo, es importante que sigas estas recomendaciones:

  • Realiza movimientos lentos para evitar los mareos o vértigos que surgen con los movimientos rápidos. Por ejemplo, levántate con calma de la cama, sentándote antes de ponerte de pie.
  • Bebe mucha agua. Esto es recomendable estés o no embarazada, pero en el caso de sufrir de tensión baja cobra especial importancia. El agua te aportará minerales que te ayudarán a controlar la tensión y harán que te sientas mejor. Debes mantenerte siempre hidratada, ya que la hipotensión puede ser causada por una deshidratación.
  • Cuida tu alimentación. Debes llevar una dieta sana y equilibrada y realizar de 5 a 6 comidas al día. De esta forma tendrás la energía necesaria para poder afrontar las tareas rutinarias que debes realizar en el día a día.
  • Haz ejercicio moderado como caminar, nadar o practicar yoga. De esta forma mantendrás activa la circulación sanguínea de tu organismo.

¿Qué es la tensión arterial y por qué es tan importante para nuestra salud?

El término tensión arterial se refiere a la presión o fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón va bombeando sangre a través del cuerpo.

La importancia de la salud arterial

La tensión arterial, denominada también presión sanguínea, es fundamental para nuestra salud por los siguientes motivos:

  • Si una tensión arterial dentro de los parámetros normales, la sangre no puede circular adecuadamente por los vasos sanguíneos, produciéndose entonces una deficiente circulación sanguínea.
  • La sangre de las personas con una mala circulación no consigue cumplir debidamente su función principal: transportar a todos los tejidos del organismo tanto el oxígeno como los nutrientes necesarios para la correcta realización de sus actividades.
  • Una tensión baja puede provocar problemas como: mareos, vértigos, debilidad o somnolencia, mientras que la tensión alta puede derivar en enfermedades importantes: problemas cardiacos, ictus, insuficiencia renal, etc.

¿Cómo se mide la presión arterial? La presión sistólica y la presión diastólica

Para entender los valores de medición de la presión arterial, que son los parámetros que indica si nuestra presión está dentro de la normalidad o por el contrario es baja (hipotensión) o alta (hipertensión), debemos familiarizarnos con 2 conceptos:

  • Presión sistólica. Es la presión máxima que ejerce el corazón al latir. Indica el número superior de la tensión.
  • Presión diastólica. La presión que hay en las arterias entre latido y latido. En este caso indica el número inferior de la presión.

¿Cuáles son los valores considerados normales de la presión arterial?

Para medir la presión arterial se utiliza un dispositivo denominado esfigmomanómetro que se coloca alrededor del brazo. Este aparato se infla bombeando aire a través de una pera, o bien pulsando un botón en el dispositivo, obteniendo dos tipos de valores:

New Call-to-action
  • Cuando la presión baja se registra la lectura en el momento en que se escucha el sonido de la sangre pulsando (presión sistólica).
  • A medida que el aire continúa saliendo, llega un momento en que el sonido desaparece (presión diastólica).

Clasificación de la presión arterial

El Joint National Committee de los Estados Unidos ha establecido la siguiente clasificación de tensión arterial, diferenciando en diversos estadios:

Clasificación de la Presión Arterial
SistólicaDiastólica
Optima<120<80
Normal<130<85
Normal – Alta130-13985-89
Hipertensión
Leve140-15990-99
Moderada160-179100-109
Severa>180>110

¿Los valores de la tensión son estables durante todo el día?

Lo cierto es que no, ya que pueden producirse aumento o disminuciones puntuales de la tensión como consecuencia de factores como: una situación de estrés o peligro, deshidratación, consumo de medicamentos y otras muchas circunstancias.

Un par de cuestiones que debes recordar sobre la tensión baja en el embarazo

  • Los mareos debidos a la tensión baja suelen desaparecer hacia la semana 28ª ó 30ª. Tumbarse DLI (decúbito lateral izq.), es decir, de lado izq.) favorece que llegue una mayor oxigenación.
  • Tomar café para subir la tensión suele ser un remedio eficaz personas no embarazadas, pero si estás en estado no deberías tomarlo, o en cualquier caso limitarte a cantidades muy pequeñas, ya que mucha cafeína podría producirte taquicardias.

¿Por qué es tan frecuente que las embarazadas tengan la tensión baja?

Ya hemos visto que, especialmente durante las primeras semanas de gestación, es bastante habitual que la futura madre tenga la tensión baja o bien sufra bajadas puntuales. Situación que, en algunas mujeres, se prolonga durante todo el embarazo.

Pero… ¿por qué ocurre? Básicamente por la coexistencia de diversos factores que favorecen que, durante el periodo de embarazo, la tensión arterial tienda a descender. Veamos los principales:

  • El sistema circulatorio se ve obligado a realizar un sobre esfuerzo para satisfacer las nuevas necesidades tanto de la madre como del bebé.
  • Aumento del caudal de sangre, lo que ralentiza la circulación.
  • Generación en el organismo de las mujeres embarazadas de determinadas sustancias con efectos vasodilatadores.
  • Factores previos ajenos al embarazo: tendencia de la mujer a tener la tensión baja antes de quedarse embarazada, anemia o trastornos metabólicos.

Tal y como hemos comentado anteriormente la tensión baja durante el embarazo no ocasiona ningún riesgo para el embarazo, pero es importante que la futura mamá disfrute de esta etapa tan bonita de la vida de la manera más cómoda posible. Por eso, tu médico debe estar al día de cualquier alteración en tu tensión.

Controlar tu tensión durante el embarazo no es más que una forma más de lograr un embarazo lleno de tranquilidad. Con este mismo objetivo nació el Test Prenatal No invasivo NACE, una prueba prenatal no invasiva que permite detectar anomalías genéticas en el embarazo desde la semana 10 de gestación.

El test prenatal NACE es no invasivo, por lo que no conlleva ningún riesgo ni para la mamá ni para el bebé. Se realiza extrayendo una muestra de sangre periférica de la mamá y en tan solo tres días laborables desde la recepción de la muestra recibirás los resultados del mismo.

Gracias a la rapidez de entrega de los resultados, podrás disfrutar de tu embarazo con una gran tranquilidad, sabiendo que tu bebé crece sano sin ninguna anomalía.

 

subir

Pin It on Pinterest