X

Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo practicar la meditación en el embarazo desde casa

8 Septiembre, 2017
meditación en el embarazo

La meditación es una técnica de relajación que busca conseguir el equilibrio perfecto entre cuerpo y mente. A lo largo del embarazo la meditación puede ayudarte a mejorar tu concentración y a adquirir ciertas habilidades respiratorias útiles en el momento del parto.

Meditación y embarazo: algunas ventajas

Entre los beneficios de la meditación en el embarazo podemos destacar:

  • Ayuda a controlar las emociones. Algo importante, ya que en el embarazo éstas pueden agudizarse debido a los cambios hormonales producidos en el cuerpo de la mujer.
  • Relaja el cuerpo y alivia las tensiones musculares fruto del estrés y los nervios. La meditación también es útil para tranquilizarse en situaciones puntuales de estrés.
  • Puede ser útil para superar el miedo y la angustia que algunas mujeres, (especialmente las madres primerizas), sienten ante la llegada del parto.
  • Estabiliza el ritmo cardiaco y respiratorio.
  • Permite a la mujer conectar consigo misma, con sus sentimientos más profundos y con su bebé a través de la concentración y el autoconocimiento.

Modalidades de meditación para embarazadas y para qué pueden serte útiles

Si la mujer lo desea puede realizar ejercicios de meditación durante todo el embarazo. Algunas de las variedades que puede probar son:

  • Meditación Vipassiana. En occidente también es conocida como “Mindfulness”. Este tipo de meditación en el embarazo enseña a respirar sintonizando el aire que entra y sale por la nariz, algo que puede ser muy útil de cara al parto.
  • Meditación Zazen (o Zen). Al igual que la anterior, la meditación Zazen se basa en el control de la respiración, aunque en este caso el centro se sitúa en el vientre. Para algunas mujeres colocar la mano en su abdomen y sentir su respiración es una experiencia positiva que les permite sentirse en contacto con su bebé. De ahí que de todos los tipos de meditación para embarazadas ésta sea la que más carga emocional tiene.
  • Meditación con mantras. Sería aquella vinculada a la tradición, utilizada en el budismo y que se basa en la repetición de una palabra, frase o canto que permite llegar a un estado de relajación total. Durante el embarazo la meditación con mantras puede servirnos para controlar y minimizar situaciones de nervios o estrés.
  • Meditación conceptual. Se basa en visualizar un concepto, objeto o persona y concentrarse en él generando sentimientos de empatía y positividad. En el caso de las embarazadas pensar así en su bebé puede transmitirle tranquilidad y relajación.
  • Meditación caminando. Caminar ayuda a relajar la mente. Si la embarazada lo hace pensando en su respiración puede convertirse en una práctica útil de cara al parto ayudando a la mujer a concentrarse en su bebé mientras sigue activa.
test prenatal no invasivo en 3 días

 Meditación en casa: pasos que debes seguir

Cualquier modalidad meditación debe aprenderse y para ello es importante la práctica. En el caso de la meditación para embarazadas incluso hay cursos y actividades dirigidas que pueden facilitar el trabajo. Sin embargo, una vez sepas cómo hacerlo, puedes convertir la meditación en un hábito que harás en tu propia casa invirtiendo un tiempo mínimo (entre 15 y 20 minutos al día).

Aún así es importante la dedicación, así que el primer consejo de la meditación en el embarazo es tener un poco de paciencia. A continuación, exponemos algunos más:

  • Elige un espacio tranquilo. La tranquilidad es importante por lo que un rincón donde se note menos ruido es una buena opción. También puedes decorarlo o ambientarlo con música: el objetivo es que te sientas a gusto y relajada.
  • Siéntate en una postura cómoda. Recuerda que no podrás moverte durante un tiempo así que es importante que tengas la espalda recta.
  • Cierra los ojos y controla la respiración. Intenta mantener tu atención en la respiración abdominal y hazla en tres tiempos (inspiración, retención y espiración). El objetivo es conseguir un ritmo respiratorio continuo, relajado y natural.
  • Despeja la mente. Durante el tiempo que realices la meditación únicamente debes centrarte en ti y en tu cuerpo. Evita sentimientos negativos y preocupaciones y, si no puedes controlarlos, intenta visualizar a tu bebé y todo lo bueno que te inspira su llegada.
  • Para finalizar la meditación es conveniente realizar algunas respiraciones profundas y abrir los ojos lentamente.

Tanto en el caso de la meditación en el embarazo como en cualquier otro momento hay que tomarse unos minutos antes de levantarse después de meditar. Si la actividad ha tenido efecto es posible que te hayas relajado mucho y que, al ponerte de pie, tengas cierta sensación de mareo.

Por último, no olvides que el objetivo de la meditación para embarazadas es mejorar el bienestar físico, mental y emocional de la madre y que ésta transmita esa sensación de relajación y tranquilidad a su bebé.

Tranquilidad y seguridad en el embarazo: la mejor forma de vivir esta etapa

Apostar por la seguridad y la tranquilidad desde los primeros meses de embarazo es imprescindible, para poder vivir esta etapa tan bonita de tu vida con plenitud. Ahora no solo te deberás atender a ti misma, sino que empezarás a preocuparte por tu bebé.

¿Quieres conocer si tu bebé se desarrollará correctamente desde el primer trimestre? El test prenatal no invasivo NACE es la solución perfecta sin poner en riesgo la vida del bebé y la mamá.

Con esta prueba prenatal podrás descartar o conocer si tu bebé padece anomalías como: síndrome de Down, síndrome de Patau o el síndrome Edwards. ¿Quieres más información? No dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte.

subir

Pin It on Pinterest