X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

¿Debería preocuparme por el flujo en el embarazo?

26 agosto, 2016
flujo marron en el embarazo

Está claro que el embarazo es un momento para compartir con los seres más queridos. Sin embargo, también es cierto que es una etapa llena de intimidad y puede que en algunos casos sientas reparo al hablar de ciertos temas. Es el caso de los cambios en el flujo vaginal durante el embarazo, algo que puede crearte ciertas preocupaciones si se trata de flujo de color marrón

El flujo durante el embarazo suele ser muy abundante. El color puede variar, aunque normalmente se trata de un flujo marrón claro casi blanco y muy líquido.

Es muy parecido al que sueles tener durante el ciclo menstrual, y no tiene por qué hacer que salten tus alarmas. Pero, ¿deberías preocuparte si tienes flujo oscuro durante tu embarazo? Vamos a repasar qué podría significar este manchado marrón.

calendario de pruebas durante el embarazo

¿Es normal tener flujo marrón en el embarazo?

El flujo marrón en el embarazo suele aparecer en los tres primeros meses del periodo de gestación. Este flujo es una pérdida de sangre acumulada y tiene un origen benigno, pero siempre es aconsejable que lo consultes con tu médico. Será él, como siempre, quien te confirme que todo va bien.

La expulsión de este flujo se debe a pequeños sangrados que provienen de desprendimientos mínimos que ocurren durante la implantación del embrión a la pared uterina.

Como consecuencia, el organismo evacua la sangre retenida para así limpiar el endometrio. Es precisamente esta sangre la que causa el flujo marrón en el embarazo. Aunque la palabra desprendimientos pueda alarmarte, la verdad es que esta situación afecta a más futuras mamás de lo que puedas pensar. Sin embargo, es importante que sea el especialista quien descarte cualquier peligro.

Es muy común que aparezca este flujo marrón al principio de la gestación, cuando se debería dar el inicio de la menstruación. En ocasiones esto lleva a confusión y desilusión, ya que puede confundirse con el inicio del periodo.

Esto es un error ya que ese flujo marrón indica todo lo contrario: estás embarazada y ese flujo líquido se expulsa porqué el bebé se está acomodando en tu útero.

flujo-marron

¿Debe preocuparte el flujo marrón en el embarazo?

Siempre que estés expulsando flujo marrón debes acudir a tu ginecólogo para realizarte las pruebas necesarias y así asegurar que todo está yendo bien en tu embarazo. El ginecólogo sabrá informarte sobre la causa del mismo y te dirá si es motivo de preocupación o no.

Normalmente, la aparición de este flujo marrón en el primer trimestre de gestación no es un síntoma importante. Puede producirse después de mantener relaciones sexuales o acudir a una revisión ginecológica.

En estos casos, la zona está más sensible y es posible que aparezca este flujo. Si el flujo marrón aparece a partir del segundo trimestre del embarazo, debes acudir inmediatamente a tu ginecólogo para que te pueda realizar las revisiones necesarias.

¿Cómo es el flujo en el embarazo más allá del flujo marrón?

Más allá de este flujo causado por pequeños sangrados, los cambios en el embarazo afectan, en general, a los flujos vaginales en su conjunto. Al quedarse embarazadas, una de las dudas más habituales que tienen las mujeres es si se sigue expulsando flujo a lo largo del embarazo. La respuesta es sí.

De hecho, normalmente la cantidad de flujo en el embarazo aumenta debido a la mayor hormonación que las mujeres atraviesan durante la gestación.

El flujo en el embarazo es totalmente necesario, ya que gracias a este fluido se conforma un tapón mucoso transparente. El tapón mucoso es una barrera que se forma en la abertura del útero con el fin de proteger al feto de posibles infecciones. Este tapón mucoso acompaña a la mujer durante su embarazo, y se suele expulsar unas horas antes del momento del parto.

No existe una norma sobre qué cantidad de flujo es normal. Cada embarazo es diferente, y mientras unas sienten que su flujo aumenta, otras pueden notar menos este cambio.

En ninguno de los dos casos esto debe considerarse un problema. Sin embargo, sí que hay ciertos síntomas relacionados con el flujo que pueden indicar que algo no va bien.

¿Cuándo debo preocuparme por el flujo?

El flujo forma parte del embarazo de la mujer, por lo que no debe suponer una preocupación. Sin embargo sí hay que estar alerta en ciertas ocasiones:

  • Cuando el color del flujo en el embarazo es blanco (en lugar de transparente) y su aspecto es grumoso.
  • Cuando existen picores y/o sarpullidos en la vagina.
  • Cuando el flujo tiene un olor fuerte y desagradable.
  • Cuando se siente ardor y molestia al orinar o durante el acto sexual.

Ante estos síntomas, es necesario acudir al ginecólogo para que realice las pruebas pertinentes, bien para descartar problemas en el embarazo o bien para tratar posibles infecciones que tenga la madre. Durante el embarazo las infecciones más habituales suelen ser:

  • Vaginosis bacteriana. Es una infección que provoca una sensación de picazón y un olor desagradable. También pueden darse casos en los que sea una infección asintomática, por lo que conviene hacerse revisiones de forma habitual. En cuanto a si afecta al embarazo, en muy raras ocasiones y si no es tratada, puede afectar al útero, provocando un parto prematuro.
  • Infección por levaduras. Puede considerarse una infección común entre las embarazadas por los cambios hormonales que éstas padecen. Aunque no suele tener grandes complicaciones, también debe ser tratada.
calendario de pruebas durante el embarazo

¿Cómo diferenciar el flujo del líquido amniótico?

Cuando una mujer embarazada rompe aguas, el líquido amniótico sale de forma abundante y continuada, de forma que es fácil de identificar.  Sin embargo, a veces puede darse una fisura en la bolsa del embarazo que provoque pequeñas pérdidas de líquido en el embarazo de manera intermitente. En este caso, puede resultarnos difícil distinguir las pérdidas de líquido, de las pérdidas de orina o flujo vaginal.

Estos son los pasos que hay que seguir para diferenciar ambos casos:

  • Lo primero que debemos hacer es vaciar la vejiga para descartar pérdidas de orina en el embarazo.
  • Colocar un paño de color oscuro dentro de la ropa interior.
  • Pasear y/o toser varias veces.
  • Después de hacer esto hay que observar el paño.

Si se trata de una fisura en el saco amniótico, veremos una mancha relativamente grande de líquido en el paño. Si no, el paño estará o bien seco, o con flujo, que es más espeso y viscoso.

El flujo forma parte de la naturaleza de la mujer, y durante el embarazo formará parte de los muchos cambios por los que pasará tu cuerpo. Es importante tener en cuenta estas cuestiones para poder identificar algún problema, pero sobre todo para entender los cambios naturales de tu cuerpo.

¿Qué tratamientos existen para el flujo marrón durante el embarazo?

Hasta ahora hemos hablado principalmente de los síntomas  y causas del flujo marrón en las mujeres embarazadas. Pero como lo verdaderamente importante no son los problemas sino sus soluciones, a partir de este punto vamos a centrarnos en los posibles tratamientos. 

Todo depende de la causa que lo provoca

Si la causa del flujo marrón es una candidiasis (infección por hongos) el tratamiento más habitual son los medicamentos antifúngicos.

También puede ocurrir que la causa del flujo marrón por infección bacteriana o ETS.  En estos casos lo normal es que tu médico te recete antibióticos.

El tratamiento puede ser hecho con medicamentos antifúngicos cuando la causa del

Más recomendaciones para evitar el flujo marrón en el embarazo

Además de los tratamientos señalados en el punto anterior, te recomendamos los siguientes hábitos y cuidados, ya que actúan como factores de prevención frente a la aparición del flujo vaginal durante los meses de gestación:

  • Usar únicamente el jabón íntimo que nos haya prescrito o recomendado el ginecólogo.
  • Así mismo, evitar el uso de cremas hidratantes.
  • Tampoco es recomendable utilizar cremas u otros productos antibacterianos o antifúngicos.
  • Tampoco debemos excedernos en la higiene de zona genital, ya que si lo haces más de dos veces diarias puedes llegar a dañar la mucosa de esa zona, disminuyendo la eficacia de la protección natural que supone.
  • La ropa íntima debe tener estas características: ser ligera, de algodón y que no te apriete.
  • A la hora de lavar la ropa interior, es mejor abstenerse de usar suavizantes.

¿El flujo marrón es indicativo de que estás embarazada?

Es posible  que la aparición del flujo marrón sean un síntoma de embarazo. Es lo que se conoce como sangrado de implantación y se debe al asentamiento del óvulo en el útero, donde permanecerá los próximos nueve meses. Este hecho provoca la rotura de pequeñas venas, provocando un leve sangrado que puede confundirse con la menstruación, una circunstancia que puede generar ansiedad y confusión en la mujer, ya que además puede coincidir  con los primeros días del ciclo.

flujo marrón embarazo

Una de las maneras de diferenciarlo es tener en cuenta que el sangrado de implantación solamente suele durar entre uno y tres días y, además, es más leve que una regla normal.

 

subir
Solicitar información
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest