Épulis del embarazo: causas, síntomas y tratamientos

epulis del embarazo

El épulis del embarazo se trata de un tumor gingival casi siempre benigno causado por los cambios hormonales en la gestación. Dicho tumor aparece en el ligamento periodontal que une el diente con la encía y se caracteriza por: tener consistencia blanda y superficie lisa, adoptar un color más rojizo que el resto de la zona y casi nunca sangra de manera espontánea.

 

Causas del épulis del embarazo

Aunque el épulis en gestantes se produce básicamente por el aumento hormonal de estrógenos y progesterona que tiene lugar en el embarazo, existen otros factores que lo favorecen como una mala higiene bucal o el tabaco.

New call-to-action

La acción de las hormonas, que puede verse favorecida en algunos casos por una deficiente higiene bucal o factores irritantes como el tabaco, puede producir una respuesta inflamatoria masiva de la encía, provocando el épulis. En estos casos la influencia hormonal actúa como una respuesta inflamatoria intensa, con un aumento de la permeabilidad vascular y la exudación.

 

Medidas preventivas

Aunque la causa principal del épulis del embarazo es el aumento hormonal, lo cual no es posible prevenir ya que es un proceso normal y necesario de la gestación, sí se puede actuar preventivamente frente a los factores que lo favorecen. Por lo que es recomendable:

 

  • Seguir una correcta higiene dental: cepillarse con esmero y cuidado, usar agentes antisépticos y recurrir a la fluorización.
  • Llevar una dieta que no provoque caries, lo que se conoce como dieta no cariogénica. Se debe moderar la ingesta de dulces, golosinas y refrescos azucarados y, por el contrario, aumentar el consumo de frutas y verduras, puesto que son muy saludables y estimulan el flujo de saliva, que es una barrera natural contra la caries.
  • Evitar el tabaco y otras sustancias irritantes.

 

Tratamientos

 Generalmente el épulis desaparece de un modo espontáneo tras el embarazo, una vez reinstaurado el equilibro hormonal.

Aunque también se dan casos en que el épulis se mantiene. Entonces es necesaria una valoración por parte del estomatólogo y es muy posible que sea necesaria una pequeña intervención quirúrgica para su extirpación (cirugía periodontal).

Salvo que el épulis del embarazo sea muy molesto y dificulte la masticación, o bien sangre o supure frecuentemente, el especialista suele aconsejar posponer la cirugía hasta después del parto. En caso que se decida realizar el tratamiento quirúrgico durante el embarazo, es mejor hacerlo del segundo trimestre en adelante.

Podemos concluir que el épulis es una afectación que se puede dar en todas las personas, se trate o no de mujeres embarazadas, pero que la frecuencia aumenta en el embarazo por los cambios hormonales y fisiológicos.

Reforzar la higiene bucodental y seguir una dieta correcta puede ayudar a disminuir el riesgo de sufrir este tumor que se localiza en la parte que une el diente y la encía y es de carácter benigno en casi todos los casos. Suele desaparecer espontáneamente y de no ser así puede eliminarse mediante una sencilla operación, que salvo complicaciones puede dejarse para después del parto.

 

New call-to-action

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

subir

Pin It on Pinterest