Embarazo 5 semana: ecografía, ¿para qué se realiza?

embarazo 5 semanas ecografia

No es habitual realizar ecografías con anterioridad a la séptima semana de embarazo, ya que antes de la quinta semana el bebé es pequeñísimo, apenas mide 1 mm,y prácticamente no se puede visualizar nada. Además, en ocasiones, no se ha calculado bien la fecha y al acudir al médico se está de menos semanas de lo esperado, con  lo cual, puede apreciarse menos aún, por ello se debe esperar al menos a la semana 7.

En la semana 5 el bebé es muy pequeño, más o menos del tamaño de una semilla de sésamo, y está formado de tres capas de células: el ectodermo, el mesodermo y el endodermo, que más tarde formarán todos sus órganos y tejidos.

New call-to-action

No obstante, las hormonas del embarazo en la semana 5 ya están en funcionamiento, por lo que la mujer puede comenzar a sentir algunos síntomas propios del embarazo: náuseas, vómitos, más cansancio y sueño de lo que en ella suele ser habitual, así como orinar con mucha frecuencia (es posible tener que ir al baño cada hora y a veces incluso también durante la noche). De cualquier modo, no todas las mujeres notan estos síntomas en etapas tan tempranas de la gestación.

 

¿Por qué a veces se realizan ecografías tempranas?

Aunque, como hemos comentado, no es lo habitual, en ocasiones se realiza una ecografía en el embarazo en la semana 5. Por lo general, las ecografías en la semana 5 o en la semana 6 se realizan solo si la mujer se encuentra en alguna de las siguientes circunstancias:

  • Cuando refiere dolor intenso.
  • En situaciones de sangrado mayor o igual a una regla.

 

¿Cuál es el procedimiento de estas ecografías?

Las ecografías en la semana 5 ó 6, y en general todas las ecografías tempranas, se realizan de forma transvaginal y consisten en la colocación en la vagina de un dispositivo, denominado transductor, que emite una serie de ondas. Posteriormente, estas ondas sonorasse transforman en imágenes.

 

¿Para qué se realiza una ecografía en la semana 5?

Esta son las principales razones por las que el equipo médico puede considerar conveniente realizar una ecografía en la semana 5 cuando la mujer presente algún problema como sangrado o dolor que no cesa.

  • Para confirmar la existencia del embarazo.
  • Con el fin de verificar que el embrión se encuentre situado correctamente en el útero (es decir, que no haya embarazo ectópico).
  • Con el objeto de comprobar que no se hayan producido hematomas en el útero a consecuencia de la implantación del embrión u otros problemas.
  • Conocer si el embarazo es simple o múltiple.

 

Lo habitual es que durante el primer trimestre se realice una ecografía fetal para confirmar el embarazo y calcular el tiempo de gestación. Si no hay complicaciones, la siguiente ecografía suele realizarse durante el segundo trimestre, cuando ya son visibles los detalles anatómicos del bebé. Solo si se sospecha que existe algún  problema, el equipo médico puede recomendar realizar otras pruebas de seguimiento.

Por último, subrayaremos que la ecografía fetal solamente debe realizarse por motivos médicos. Por lo tanto, no es recomendable la realización de ecografía fetal con el único objeto de determinar el sexo del bebé, ni tampoco con el fin de obtener imágenes o vídeos de recuerdo.

 

New call-to-action
subir

Pin It on Pinterest