Curiosidades del embarazo: entre el mito y la realidad

curiosidades del embarazo

Si estás embarazada prepárate para escuchar un sinfín de comentarios, afirmaciones y consejos provenientes de amigos y amigas, otras madres y familiares. También en los medios de información y sobre todo en Internet abundan los contenidos basados en curiosidades del  embarazo.

Frente a toda esta  información debes andarte con ojo, puesto que, aunque parte de ella es cierta y contrastada, también abundan las imprecisiones, exageraciones e, incluso, las falsedades.  

A continuación, vamos a distinguir algunas curiosidades en relación al embarazo que son ciertas frente a otras informaciones que, pese a estar muy generalizadas, no son más que  falsos mitos.

 

5 curiosidades muy reales sobre las embarazadas

1. Les crecen los pies

Es cierto. Debido al aumento de la laxitud y flexibilidad de los ligamentos y huesos durante el embarazo, el pie te puede aumentar hasta un número. Si te ocurre esto, puede que cuando tengas el bebé tus pies vuelvan a su longitud original, pero también es posible que te quedes para siempre con una talla más.

2. Aparece la llamada línea alba

Otra realidad. En el cuarto o quinto mes de embarazo es posible que te encuentres con una línea hiperpigmentada, de color oscuro, que va del abdomen al pubis. Es un fenómeno relacionado con el incremento de hormonas y desaparece espontáneamente tras el parto, al cabo de unos meses.

3. Puede aumentar la miopía

También por culpa de las hormonas es posible que sufras una ligera pérdida de agudeza visual. Es momentáneo y con el tiempo todo vuelve a la normalidad, pero la miopía te puede llegar a subir hasta una dioptría.

Primeros síntomas en tu embarazo

Por este motivo, si tienes pensado someterte a una cirugía refractiva es mejor esperar un año, hasta que la graduación se estabilice.

4.  El gusto y  el olfato se vuelven hipersensibles

Es posible que te hayan comentado que durante el embarazo te vas a volver más sensible a determinados gustos y olores. Puedes creértelo, el motivo vuelven a ser los efectos de las hormonas y se piensa que se trata de un mecanismo de defensa del organismo para protegerse de sustancias que podrían ser perjudiciales para la madre o el bebé. Esta hipersensibilidad puede ser uno de los primeros síntomas del embarazo.

5. Algunos órganos cambian de posición y hasta de tamaño

Suena un poco raro pero es verdad. Durante el embarazo algunos órganos cambian de tamaño y posición para adaptarse al crecimiento progresivo del útero, que es donde se encuentra el feto. El corazón aumenta de tamaño y rota hacia la parte superior, el estómago se coloca más arriba y hacia la izquierda, los intestinos se desplazan hacia la parte superior y los riñones se colocan más arriba y hacia atrás.

 

Falsos mitos embarazo

1. La forma de la tripa indica el sexo del bebé

Esto se oye mucho pero es totalmente falso. La forma del vientre está relacionada con el tono muscular, esquelético y uterino de la madre y con la forma que adopte el bebé en el interior, pero no tiene nada que ver con su sexo ni ninguna otra característica.

2. Si la madre tiene ardores, el bebé nacerá con mucho pelo

Otra falsedad. Los ardores son una de las molestias típicas del embarazo y pueden aliviarse evitando los picantes y las comidas copiosas y pesadas, pero no tienen nada que ver con las características físicas del niño o niña.

3. Hay que comer por dos

Si bien es cierto que tus necesidades nutricionales cambian durante el embarazo y debes llevar una dieta sana y saludable, no se trata de atiborrarte de comida. Es más, sumar más kilos de los recomendables durante el embarazo pueden provocar problemas de salud a la madre y el bebé.

4. No se pueden tener relaciones sexuales

Si te apetece puedes tener relaciones sexuales sin temor a que el bebé pueda sufrir daños alguno, ya que cuenta con una triple barrera protectora: el útero, el tapón mucoso y el líquido amniótico.

5. Está prohibido teñirse el pelo

Puedes teñirte el pelo, aunque debes tener cuidado con los componentes del tinte que utilices, comprobando que no contengan acetato de plomo, amoniaco y otros derivados del petróleo (la ley obliga a que esta información aparezca en la etiqueta).

 

Recuerda que saber discernir entre la información veraz y la que no lo es sobre algunas curiosidades del embarazo es la mejor forma de evitar dudas e interiorizar afirmaciones imprecisas o directamente erróneas.

 

subir

Pin It on Pinterest