X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Toxoplasmosis en el embarazo: prevención y síntomas

30 Enero, 2017
toxoplasmosis-en-el-embarazo

Pocas son las futuras mamás que no han pasado por el trance de preocuparse por la llamada toxoplasmosis. ¿Sabes si has pasado o no este tipo de infección?

Cuando desconoces si has pasado por esta enfermedad, ya que en muchas pacientes la enfermedad es asintomática, lo rutinario es prescribir un análisis sanguíneo capaz de detectar si se ha sufrido o no la enfermedad.
 

¿Qué es la toxoplasmosis?

 
La toxoplasmosis es una infección debida al parásito toxoplasma gondii, un parásito que puede vivir dentro de las células de los seres humanos y de los animales, sobre todo en los gatos y en los animales de granja.

La toxoplasmosis es extremadamente peligrosa para el feto. El riesgo de que la embarazada contagie al feto es de un 40 %. El riesgo aumenta dependiendo del momento en el que se contrae.

El primer trimestre es el momento en el que la toxoplasmosis puede causar mayores daños en el bebé. Las probabilidades de infección van aumentando con la edad gestacional, mientras que la gravedad de la infección disminuye.

La mayoría de los niños infectados nacen asintomáticos, pero hasta el 80 % desarrolla secuelas visuales o neurológicas durante su infancia y adolescencia. Si el parásito toxoplasma atraviesa la placenta e infecta al bebe, puede causar:

  • Lesiones en el cerebro y en los ojos
  • Pérdida de audición
  • Problemas de aprendizaje
  • Muerte del bebé

Por todos estos motivos, la embarazada debe tener muy en cuenta los consejos mencionados y consultar con su ginecólogo en caso de duda.
 

Síntomas de toxoplasmosis

 
En muchas ocasiones la toxoplasmosis no presenta síntomas. Cuando los hay, suelen aparecer alrededor de 1 a 2 semanas después de entrar en contacto con el parásito. La enfermedad puede afectar al feto en el cerebro, el pulmón, el corazón, los ojos o el hígado

Los síntomas inmunitarios de la toxoplasmosis pueden abarcar:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos en cabeza y cuello
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Enfermedad leve semejante a la mononucleosis
  • Dolor muscular
  • Dolor de garganta
Primeros síntomas en tu embarazo

Los síntomas de la toxoplasmosis en personas con un sistema inmunitario debilitado pueden abarcar:

  • Confusión
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa debido a la inflamación de la retina
  • Convulsiones

 

Diagnostico toxoplasmosis

 
La Organización de Especialistas en Teratología de EEUU (OTIS)  recomienda evitar la carne cruda, no bien cocinada, los huevos crudos y la leche no pasteurizada. Los gatos que comen carne cruda o roedores pueden infectarse y el parásito vive en las heces alrededor de dos semanas. Los huevos de éste pueden permanecer activos durante 18 meses.

Las embarazadas deberían usar guantes mientras hacen jardinería, deben lavar concienzudamente todas las frutas y verduras y lavarse las manos bien después de haber tocado carne cruda, frutas, verduras o tierra, además de no tocar las heces de gatos.

Los Centros de Control de Enfermedades de Atlanta de EEUU aconsejan, además:

  • Pedir a  alguna persona que esté sana y que no esté embarazada que cambie todos los días la arena de la caja sanitaria del gato. Si esto no es posible, es necesario ponerse guantes y limpiar la caja de arena todos los días, ya que para que el parásito que se encuentra en los excrementos del gato sea infeccioso requiere de uno o más días después de que haya sido expulsado. Después, hay que lavarse las manos bien con agua y jabón.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de que haya tenido contacto con tierra, arena, carnes crudas o verduras sin lavar.
  • Cocinar bien las carnes. Esperar a que esté roja en el centro o hasta que los jugos salgan claros. No se debe probar si no está cocinada totalmente.
  • Congelar la carne por varios días antes de cocinarla para reducir en gran medida la posibilidad de infecciones.
  • Lavar cuidadosamente todas las tablas de cortar alimentos y los cuchillos con agua caliente jabonosa después de usarlos.
  • Evitar beber agua que no haya sido tratada, en especial cuando se viaje a países menos desarrollados.

 

Descarta la toxoplasmosis en tu embarazo

 
Para descartar la toxoplasmosis es esencial hacerse un análisis de sangre. Una de las primeras pruebas que puedes realizarte durante tu embarazo para detectar otras anomalías como el síndrome de Down, el síndrome de Patau o el síndrome Edwards es el Test Prenatal no Invasivo Nace, una prueba segura tanto como para el bebé como para el bebé que permite detectar anomalías cromosómicas a partir de la una simple muestra de sangre, con un alto porcentaje de fiabilidad. Además, con esta prueba obtendrás los resultados en tres días laborables y los resultados tendrán una gran fiabilidad, el número de casos en los que es necesaria una nueva extracción es inferior al 0.1 %.

subir
Solicitar información
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest