X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

La realidad de la biopsia corial o de las vellosidades coriónicas

La biopsia corial o de vellosidades coriónicas (CVS, sus siglas en inglés) es un procedimiento invasivo que tiene por objeto el estudio cromosómico del feto a partir de células placentarias en el primer trimestre del embarazo.

Esta prueba es capaz de detectar casi todas las anomalías cromosómicas, como el Síndrome de Down, el de Edwards y el de Patau, además de otras anomalías como el síndrome de Turner. Sin embargo, y a diferencia de la amniocentesis, la CVS no puede detectar defectos en el tubo neural, como por ejemplo, la espina bífida.

Este análisis consiste en la extirpación de un pequeño trozo de tejido (vellosidades coriónicas) del útero entre las 11-13 semanas de gestación aproximadamente. Se puede hacer a través del cuello uterino (transcervical) o a través del abdomen (transabdominal). Se considera que ambas técnicas son igualmente seguras y efectivas cuando las lleva a cabo un médico con experiencia, aunque las tasas de aborto espontáneo son ligeramente mayores cuando se hace a través del cuello uterino. El médico utilizará la ecografía para seleccionar el método más seguro y como guía durante la toma de la muestra. Con la prueba de imagen se determina la posición del útero, el tamaño del saco gestacional y la posición de la placenta dentro del útero.

El procedimiento transcervical se lleva a cabo insertando una sonda plástica y delgada a través de la vagina y el cuello uterino para llegar hasta la placenta. El médico utiliza imágenes de ecografia para ayudar a guiar la sonda hasta el área apropiada y extrae luego una pequeña muestra de tejido de las vellosidades coriónicas.

La prueba no deja de tener sus riesgos, que son similares o ligeramente superiores a los de la amiocentesis e incluyen desde aborto espontáneo, sangrado, infección, y ruptura de membranas. Los signos que delatan las posibles complicaciones son: sangrado o flujo vaginal excesivo y fiebre.

Si la decides someterse a esta prueba es conveniente que consultes con un asesor genético previamente para que te refiera a un profesional con experiencia en esta prueba. De todas formas, evalúa que existen alternativas novedosas como es el Test Nace, una prueba que consiste en un simple análisis de sangre materna y que detecta las principales anomalías cromosómicas del feto en menos de 72 horas. No es invasiva ni dolorosa, no tiene riesgos y sí un 99% de eficacia.

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest