Hipotiroidismo en el embarazo: síntomas y consecuencias

hipotiroidismo en el embarazo

El hipotiroidismo es una alteración de la glándula tiroides que ocasiona una disminución de la producción de hormonas tiroideas, afectando al metabolismo. La tiroides es una glándula endocrina productora de hormonas, ubicada en el cuello, encima de la clavícula y que se caracteriza por tener forma de mariposa. Las hormonas tiroideas son muy importantes, puesto que controlan el ritmo de muchas actividades de nuestro organismo.

Enfermedades autoinmunes, inflamación de la tiroides y la falta o exceso de yodo son las principales causas de hipotiroidismo, un trastorno más común en el sexo femenino y en  personas mayores de 60 años.

Un hipotiroidismo en el embarazo desconocido, y por lo tanto no tratado, o que no esté controlado de la forma adecuada puede ser el origen de problemas graves para la madre y el bebé, incluyendo abortos espontáneos y alteraciones del SNC (sistema nervioso central).

 

Principales síntomas del hipotiroidismo

Esta patología puede producir un abanico muy amplio y variado de síntomas. Las personas afectadas pueden sufrir algunos de ellos:

  • Voz ronca o áspera.
  • Lentitud al hablar.
  • Párpados caídos.
  • Cara inflamada, hinchada.
  • Expresiones faciales extrañas.
  • Aumento de peso.
  • Estreñimiento.
DESCARGAR
  • Pelo seco, grueso y escaso.
  • Piel seca, gruesa y áspera.
  • Síndrome del túnel carpiano (dolor o adormecimiento de la mano).
  • Pulso lento.
  • Calambres musculares.
  • Confusión.
  • Aumento del flujo menstrual en mujeres.
  • Etc.

 

¿Cómo puede afectar al embarazo el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo tratado deficientemente se asocia a diferentes problemas en la madre, entre ellos: anemia, miopatía (dolor o debilidad muscular), insuficiencia cardíaca, preeclampsia (presión arterial alta en el embarazo) y sangrado post-parto. Existe también riesgo de aborto espontáneo y puede ser causa de infertilidad.

Estas complicaciones suelen darse en mujeres con hipotiroidismo severo, mientras que si es leve puede no producir ninguno de estos síntomas o ser semejantes a los propios del embarazo.

 

¿Cómo puede afectar al bebé el hipotiroidismo materno?

Durante los primeros meses de embarazo, el bebé depende de las hormonas de la tiroides de la madre para el desarrollo normal de los órganos vitales como el cerebro. Por eso es importantísimo que el hipotiroidismo de la madre embarazada esté bien controlado.

La hormona tiroidea es crítica para el desarrollo cerebral del bebé, por lo que los niños   nacidos con hipotiroidismo congénito (carecen de función tiroidea al nacer) pueden sufrir anormalidades cognitivas y neurológicas severas, y que perduren durante toda la vida si esta condición no es diagnosticada y tratada tempranamente. Afortunadamente, se realizan pruebas para detectarlo al poco tiempo de nacer.

La mayor probabilidad de que el bebé pueda tener un desarrollo cerebral alterado se da cuando el hipotiroidismo de la madre tiene las siguientes características: es severo, no ha sido tratado y su origen es la falta de yodo, un déficit que puede llegar a afectar también al bebé.

 

¿Cuál es el tratamiento para una mujer con hipotiroidismo durante el embarazo?

El tratamiento del hipotiroidismo en una mujer embarazada es el mismo que para un hombre o una mujer no embarazada: consiste en la adecuada sustitución de la hormona tiroidea por un fármaco llamado levotiroxina sintética.

 

DESCARGAR
subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest