X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Test prenatal no invasivo
teléfono 900 846 500

Embarazadas en la playa: disfruta del verano sin riesgos

20 junio, 2017
embarazada en la playa

Durante los meses estivales los médicos recomiendan a las mujeres embarazadas adquirir algunas pautas y rutinas esenciales que incluyen cuidar más la hidratación y la alimentación. Estos consejos son especialmente importantes en las embarazadas en la playa, ya que el calor y la exposición al sol pueden suponer un riesgo para su salud y la de su bebé.

 

Algunos consejos generales para combatir el calor durante el embarazo

El embarazo durante el verano puede ser especialmente incómodo debido a que, algunas de las molestias habituales de la gestación como el cansancio, la sensación de agotamiento, la somnolencia o los problemas para conciliar el sueño, se une otra más que aumenta y agudiza todas las anteriores: el calor.

Para combatir las altas temperaturas del verano estando embarazada se recomienda  realizar pequeños cambios en sus rutinas como:

  • Salir a pasear a primera hora o a última del día para evitar las horas de más calor.
  • Ducharse con mayor frecuencia para refrescarse
  • Mantener la piel tonificada

También conviene hacer ciertas modificaciones en la dieta:

  • Consumir frutas y verduras de temporada, que suelen tener más cantidad de agua.
  • Evitar comidas copiosas
  • Recurrir más a ensaladas o macedonias, siempre con cuidado de lavar bien todas las frutas y verduras que consumamos en crudo.
  • Tener siempre a mano agua y zumos.

No debemos olvidar que la hidratación en este periodo es, si cabe todavía, más importante que en cualquier otro momento de la vida de la mujer.

Por último, la forma de vestir también contribuye a hacer el verano más llevadero a las embarazadas. El consejo es apostar por tejidos naturales y prendas amplias (tipo vestidos sueltos y ligeros), y utilizar calzado cómodo, preferiblemente abierto, que facilite la transpiración. De esta forma podremos disminuir hinchazones en pies y tobillos.

 

Embarazo y calor: riesgos que debes tener en cuenta

El verano suele coincidir con las vacaciones laborales y es el momento perfecto para tomarse unos días de relax con tu pareja o en familia. Evidentemente esto es muy positivo para la embarazada, pues implica salir de la rutina habitual y vivir la gestación de forma más tranquila con sus seres queridos. La playa también puede ayudar a combatir los calores veraniegos y a relajarse, por lo que es un buen destino vacacional a tener en cuenta.

Sin embargo, no conviene olvidar que las embarazadas en la playa deben tomar una serie de medidas especiales ya que por su estado tienen más riesgo de sufrir:

  • Deshidratación
  • Taquicardia
  • Bajadas de tensión
  • Fallo circulatorio causado indirectamente por el calor

Además, las embarazadas son más propensas a desarrollar melasmas o manchas en la piel, así que deben protegerse bien para evitar exponerse a riesgos innecesarios y disfrutar de estos días con total tranquilidad.

 

Tips indispensables para embarazadas en la playa

  • Prepara tu viaje con antelación teniendo en cuenta estos tips para viajar si estás embarazada.
  • Independientemente de tu destino de vacaciones, es conveniente llevar junto con tu documentación tus controles prenatales. Lo mismo ocurre con las embarazadas en la playa. De esta forma, si surge algún problema, el personal sanitario tendrá toda la información necesaria para tratarte.
  • Intentar ir a la playa siempre acompañada.
  • Evita las horas centrales del día. Las últimas horas de la tarde son las mejores para estar y pasear por la playa y se previenen las bajadas de tensión producidos por el calor.
  • Las embarazadas en la playa deben utilizar una crema de protección solar de factor alto y renovarla cada dos horas.
  • Hamaca para tener una postura cómoda, sombrilla, gafas de sol y sombrero son complementos fundamentales para las embarazadas en la playa. También es indispensable tener a mano siempre una botella de agua y localizada una zona de sombra.
  • Estar mucho tiempo sentada no es bueno para la circulación. Además, el agua del mar es muy buena para paliar el edema, refrescarnos y reducir la retención de líquidos. Por eso se recomienda a las embarazadas caminar y estirar las piernas durante su estancia en la playa paseando por la orilla.
  • La prenda ideal para las embarazadas en la playa es el bañador. El estado hormonal de la mujer durante este periodo afecta a la producción de melanina en la piel y, además, cuando la gestación es avanzada la piel de abdomen y pechos está ya muy tirante aumentando el riesgo de quemaduras solares.

 

Kit del embarazo

 

Embarazadas en la playa: cuidados a la hora del baño

Los baños en playas, lagos o ríos no son malos durante la gestación. De hecho estar en el agua puede aportar a la mujer una  agradable sensación de ligereza y relajación. Pero también es cierto que, especialmente en las últimas semanas del embarazo y si existe riesgo desprendimiento del tapón mucoso, los médicos pueden aconsejar a la embarazada no bañarse.

En todo caso todas las embarazadas deben tener precaución durante sus baños veraniegos, por lo que se recomienda:

  • Asegurarse de que la playa o lago no está contaminado y está suficientemente cuidado.
  • Tener cuidado al caminar por las irregularidades en el fondo o los hoyos.
  • Utilizar calzado tipo cangrejera o
  • Entrar poco a poco en el agua para aclimatar el cuerpo y evitar las inmersiones violentas.
  • Bañarse en zonas poco profundas para ponerse en pie cuando sea necesario.
  • No bañarse si el mar está revuelto. Las grandes olas pueden causar inestabilidad y provocar revolcones o caídas peligrosas.
  • No practicar buceo. El buceo está contraindicado para las embarazadas porque las inmersiones profundas y los cambios bruscos de presión pueden afectar a la salud del bebé.
  • Evitar los deportes acuáticos. Surf, windsurf, saltos,… prácticamente todos los deportes acuáticos (excepto la natación) están contraindicados para las embarazadas por ser un importante riesgo para su estado.
  • Evitar sumergirse en aguas demasiado calientes o meterse en saunas (incluidas las naturales de los balnearios al aire libre). El calor afecta al feto y la madre puede marearse si tiene una bajada de tensión.

 

Consejos para disfrutar del verano

Una de las cosas que más tranquilidad te aportará durante los meses de gestación es asegurarte de que todo está yendo bien y que tu bebé va a nacer sanopara ello se recomienda realizarse todas las pruebas necesarias en el embarazo. Una de ellas es el Test Prenatal Nace, un test no invasivo en sangre materna, alternativo a la amniocentesis.

Es Test Nace es una prueba completamente segura para ti y tu bebé. Se realiza de forma completa en España y entrega los resultados en tan sólo tres días. Podrás detectar determinadas anomalías como por ejemplo: Síndrome Down, síndrome de Patau o el síndrome de Edwards. Infórmate y disfruta de un verano embarazada lleno de paz.

 

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest