Cómo saber si el embarazo va bien: las pruebas principales

Aunque nos parezca raro, hasta hace unas pocas décadas los médicos y comadronas apenas contaban con herramientas para responder a la pregunta cómo saber si el embarazo va bien.

No había estudios prenatales propiamente dichos, ya que estos se limitaban a determinar la posición del feto por palpación y a intentar comprobar con la ayuda de un estetoscopio la existencia de signos vitales para precisar si el bebé se encontraba con vida.

embarazo 5 semanas ecografia

No fue hasta 1965 cuando se introdujeron las primeras ecografías, las cuales lógicamente eran mucho menos precisas que las actuales.

Landing BOFU - TEXT

En la década de los 70, los avances en bioquímica permitieron la medición de los niveles de alfafetoproteína, tanto en el líquido amniótico como en la sangre materna, para detectar defectos del tubo neural, como la espina bífida. Este método se fue desarrollando y en 1975 ya era posible detectar más del 80% de las malformaciones congénitas.

Poco a poco fueron apareciendo y perfeccionándose nuevas técnicas, como la cordocentesis o la amniocentesis, las cuales no estaban exentas de riesgos para la madre y su bebé.

En las dos últimas décadas el desarrollo del estudio prenatal ha dado un salto cualitativo espectacular gracias, sobre todo, a la introducción de las nuevas tecnologías, ganándose tanto en fiabilidad de los diagnósticos y número de enfermedades y anomalías que pueden detectarse, como en seguridad para la madre y su bebé.

En su conjunto, las pruebas prenatales nos pueden ofrecer información sobre posibles anomalías cromosómicas, enfermedades genéticas y malformaciones fetales.

Pruebas de cribado y pruebas de diagnóstico

Dentro del estudio prenatal distinguimos dos grandes tipos de pruebas:

  • Pruebas de cribado. Se trata de pruebas que, a través de la combinación de diversos factores: niveles bioquímicos de la sangre materna, marcadores ecográficos y otros datos como la edad de la madre, ofrecen una estimación de la probabilidad de que el bebé sufra anomalías cromosómicas y otras patologías. Pese a que la información que proporcionan tiene un gran interés, estas pruebas no permiten la confirmación del diagnóstico.
  • Pruebas de diagnóstico. Son pruebas invasivas que sí permiten la confirmación definitiva de un problema de salud del bebé. Se realizan cuando en las pruebas de cribado han salido unos resultados anormales, que indican probabilidad de que el bebé tenga una anomalía cromosómica, un defecto genético u otros problemas de salud.
como saber si el embarazo va bien

Doctor checking blood pressure of a pregnant woman patient with sphygmomanometer in bed

Las distintas pruebas prenatales por trimestre

Durante el embarazo te van a realizar una serie de pruebas y estudios prenatales que permiten controlar, con un alto grado de eficacia y fiabilidad, tu propio estado de salud y el de tu bebé. Hoy en día es posible detectar a tiempo alteraciones que podrían poner en riesgo la viabilidad del parto, la salud y hasta la vida del bebé, permitiendo en muchos casos poner en marcha los tratamientos necesarios para evitarlo.

Muchas de estas pruebas se pueden realizar en etapas muy tempranas del embarazo, lo que te va a dar mucha tranquilidad e información muy objetiva y fiable para saber cómo va el embarazo.

Pruebas rutinarias

Durante todo el embarazo te realizarán con frecuencia y de modo rutinario las siguientes pruebas:

  • Control del peso y medición de la tensión arterial (lo normal es que te pesen y te toman la tensión en cada visita al médico o la matrona).
  • Prueba de orina (urinocultivo) y analítica (al menos una por trimestre).

 

Las pruebas del primer trimestre

Cribado combinado del primer trimestre

Consiste en dos pruebas que se realizan, por lo general, en diferentes semanas del primer trimestre. No es un test de diagnóstico (un resultado positivo debe confirmarse posteriormente con una prueba invasiva), pero sí determina la probabilidad que el bebé sufra una anomalía cromosómica. Por lo general, se realizan las pruebas siguientes:

  • Analítica. Extracción de sangre que se realiza entre la semana 7 y la 14 donde se estudian valores bioquímicos de la hormona del embarazo (hCG) y valores de la proteína placentaria asociada al embarazo (PAPP-A).
  • Ecografía. Se realiza entre la semana 12 y 13 del periodo de gestación, con el fin de realizar un estudio anatómico del feto y determinar el riesgo de diversas cromosomopatías. Se determina, por ejemplo, la translucencia nucal (TN) para comprobar la cantidad de fluido en dicho espacio. Otro dato importante que se obtiene es la longitud céfalo-nalga (LCN), que sirve para realizar estimaciones de diversas patologías y síndromes. Los datos obtenidos en la analítica y la ecografía se combinan y analizan con una serie de factores socio-demográficos relacionados con la madre: edad, número de embarazos, si es fumadora, si sufre diabetes o alguna enfermedad, etc. Sobre la base de toda esta información se genera un valor o punto de corte, a partir del cual se recomienda seguir con más pruebas. No existe ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé.

Biopsia de vellosidades coriales

Prueba de diagnóstico invasiva que solo se realiza en caso de sospecha de anomalías cromosómica en el bebé. Tiene por objeto el estudio cromosómico del feto a partir de células placentarias en el primer trimestre del embarazo. Consiste en la extracción de una pequeña muestra de tejido (vellosidades coriónicas) del útero, entre las 11-13 semanas de gestación aproximadamente. Esto se puede realizar de dos formas distintas:

  1. A través del cuello uterino (transcervical), procedimiento que se lleva a cabo insertando una sonda plástica y delgada a través de la vagina y el cuello uterino para llegar hasta la placenta.
  2. A través del abdomen (transabdominal). Se accede a la placenta mediante una punción de la pared abdominal.

En ambos casos el médico utiliza imágenes de ecografía para ayudar a guiar la sonda hasta el área apropiada, extrayendo a continuación una pequeña muestra de tejido de las vellosidades coriónicas.

Test prenatal no invasivo

Test prenatal no invasivo es una prueba de cribado no invasiva que consiste en un análisis de sangre materna que analiza el ADN fetal en sangre materna. Sirve para determinar  la probabilidad de que el bebé sufra  anomalías cromosómicas.

como saber si el embarazo va bien

El test Nace

El test Nace es uno de los mejores test prenatal no invasivo existentes en la actualidad en el mercado. Esta prueba, que se puede realizar a partir de la semana 10 de embarazo emplea la última tecnología en secuenciación, la cual permite analizar el ADN fetal circulante en sangre materna con una gran precisión y fiabilidad. Es una prueba con riesgo cero tanto para la madre como para el bebé

El test NACE de Igenomix te permitirá saber si tu bebé sufre alguna alteración de los siguientes cromosomas:

  • Cromosoma 21, conocido como trisomía 21 o síndrome de Down.
  • Cromosoma 18, conocido también como síndrome de Edwards.
  • Cromosoma 13, conocido como síndrome de Patau.
  • Alteraciones en los cromosomas sexuales (X e Y).

La preocupación por la salud de un hijo empieza mucho antes de que éste nazca, y muestra de ello son la multitud de pruebas durante el embarazo. Entre ellas, existen algunas para la detección de anomalías genéticas, como el síndrome de Down, que se realizan entre el primer y el segundo trimestre.

El test prenatal no invasivo NACE es una prueba de máxima fiabilidad, que garantiza resultados en  72 horas y, como su nombre indica, no es invasivo. Esto significa que tanto tú como el bebé no correréis ningún peligro a lo largo de la realización de la prueba, ya que consiste  en la extracción de una muestra de sangre.

4  ventajas del test Nace

  1. Rapidez: Uno de los puntos fuertes del test prenatal no invasivo es su rapidez en todos los aspectos. Empezaremos hablando de la rapidez a la hora de hacer la prueba ya que consiste en una extracción de sangre rutinaria de la madre. Pero cuando hablamos de rapidez del test prenatal no invasivo no podemos dejar de hablar de la rapidez de los resultados. En el plazo de 3 días laborables desde la llegada de la muestra a los laboratorios, tu especialista se pondrá en contacto contigo para comunicarte el resultado de la prueba, haciendo así que tu tiempo de espera y de inquietud sea lo más breve posible.
  1. Fiabilidad: El test detectará si tu bebé tiene o no alguna alteración en los cromosomas 21, 18 y 13. El grado de fiabilidad en los resultados es tal que tan solo el 0,1 % de los test realizados necesitan de una segunda extracción de sangre para poder corroborar los datos.
  2. Seguridad: Estar segura en tu embarazo es primordial. Por eso el test prenatal no invasivo se basa en la seguridad de sus pruebas. No hay riesgos asociados a la realización de la prueba, con lo que puedes estar segura que realizarte esta prueba no conlleva riesgo de aborto espontáneo ni dañará la salud de tu bebé.
  3. Tranquilidad: Si la seguridad es importante, la tranquilidad a lo largo del embarazo también lo es. Por eso, el test parental no invasivo se puede realizar desde la décima semana de gestación, una semana realmente temprana para ahuyentar temores y poder disfrutar así, de lo que resta de embarazo de una manera más relajada.

6 semanas de embarazo

Las pruebas del segundo trimestre

Amniocentesis

Normalmente solo se realiza en el caso de que los valores del cribado combinado del primer trimestre o de algún otro test prenatal no invasivo estén alterados.Prueba invasiva que sirve para diagnosticar anomalías cromosómicas en el bebé. Se realiza entre la semana 15 y 18 y normalmente solo te la realizarán en el caso de que los valores del cribado combinado del primer trimestre o de algún otro test prenatal no invasivo estén alterados. Esto indica probabilidad de que el bebé sufra Síndrome de Down o alguna otra patología genética.

Test O’Sullivan

Se trata de una prueba sencilla y no invasiva, que normalmente se integra en el análisis de sangre del segundo trimestre, sobre la semana 24 de embarazo. El objetivo es detectar el riesgo de que puedas desarrollar diabetes gestacional, un tipo de diabetes que algunas mujeres embarazadas desarrollan durante la gestación y que debe controlarse para evitar riesgos para ti y tu bebé o que pueda llegar a cronificarse.

Ecografía de alta resolución

Se utiliza para conocer cuál es el sexo del bebé, siempre que los padres así lo deseen, y también ayuda a detectar posibles problemas en el desarrollo de la criatura. Ofrece imágenes de gran nitidez y se suele realizar alrededor de la semana 20 de embarazo.

 

Las pruebas del tercer trimestre

Las pruebas del tercer trimestre están orientadas al parto, con el fin de que ese momento se realice con las mayores garantías para tu salud y la de tu bebé.

Monitorización fetal

Se suele realizar a partir de la semana38-39 del embarazo generalmente por vía externa (colocando unas correas en el vientre de la madre), para controlar los latidos del bebé y también si hubieran  contracciones uterinas.

Última ecografía

Se hace sobre todo para comprobar el crecimiento fetal, la posición del bebé, localización de la placenta y volumen de líquido amniótico. Si el embarazo está catalogado como de riesgo, normalmente se utiliza una ecografía Doppler, la cual usa ultrasonidos para comprobar el estado de la circulación de la sangre en diversos puntos de interés del feto, la placenta y el útero.

Cultivo vaginal y detección de infecciones

El cultivo vaginal del tercer trimestre se realiza entre las semanas 35 y 37 con el objetivo de detectar el Streptococcus agalactiae, un estreptococo del grupo B que puede causar infecciones en el bebé en el momento del parto.

 

El test Nace es una garantía de fiabilidad sobre la salud de tu futuro bebé

En definitiva, el test prenatal no invasivo de Igenomix (test NACE) es una prueba de cribado con riesgo cero para la madre y el bebé, ya que el procedimiento es una simple muestra sanguínea. Determina las posibilidades de que el bebé sufra síndrome de Down y otras anomalías cromosómicas.

Este test emplea la última tecnología en secuenciación, la cual permite analizar el ADN fetal en sangre materna respecto al AND materno con una gran precisión y fiabilidad.

como saber si el embarazo va bien

¿Para quién está recomendado?

El test NACE se puede realizar a partir de la semana 10 y se recomienda especialmente para:

  • Mujeres a las que les ha salido un resultado anormal en las pruebas del primer trimestre.
  • Tener un embarazo previo de un niño o niña con síndrome de Down.
  • Cuando ha habido hallazgos ecográficos anómalos.

Principales beneficios

  • La prueba prenatal no invasiva de Igenomix es un test prenatal muy completo para la detección de anomalías en los cromosomas 21, 18 y 13 (síndromes de Down, Edwards y Patau). Su precisión y fiabilidad es muy elevada.
  • También detecta las anomalías más habituales en los cromosomas sexuales X e Y (excepto en gestaciones gemelares).
  • El test prenatal no invasivo  Nace  Ampliado de Igenomix incorpora la detección de los 24 cromosomas e identifica 5 microdeleciones asociadas con importantes síndromes genéticos.

Existen una serie de argumentos objetivos que colocan al test Nace un escalón por encima de otros test prenatales no invasivos. La rapidez de los resultados es uno de ellos, así como su mayor fiabilidad, una cuestión en constante desarrollo y evolución porque la mejora continua es una cuestión capital, que guía el trabajo diario de nuestro laboratorio.

 

Landing BOFU - POST
subir

Pin It on Pinterest