X

Uso de cookies
Este sitio web almacena cookies en su ordenador. Estas cookies se utilizan para recopilar información acerca de la forma en que usted interactúa con nuestro sitio web y recordarlo. Usamos esta información para personalizar y mejorar su experiencia de navegación y para realizar análisis y recuento de los visitantes, tanto en este sitio web como a través de otros medios. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos, así como cambiar su configuración, consulte nuestra Política de Cookies.

Insomnio en el embarazo tercer trimestre: aprende a combatirlo

21 noviembre, 2018
insomnio en el embarazo

¿Te encuentras en una fase avanzada de tu embarazo y tienes dificultades para dormir? Lo primero que debes tener en cuenta es es algo completamente normal, puesto que el insomnio durante el tercer trimestre del embarazo es una de las molestias más habituales durante la gestación.

Lo que no significa que no tenga importancia, ya que  pasarse las noches dando vueltas en la cama, tardar horas en conciliar el sueño o despertarse constantemente puede resultar insufrible. Y las consecuencias perduran durante el día, puesto que te vas a notar más cansada, con problemas de concentración y de mal humor.

 

¿Por qué me cuesta tanto dormir?

Aunque de una forma genérica se habla de insomnio durante el embarazo, esta denominación no es la correcta, ya que la mayoría de mujeres lo que sufren son problemas para coger el sueño rápido y dormir de un tirón.  A veces influyen causas  psicológicas, motivadas por la preocupación y ansiedad por un parto que ya está muy próximo y las expectativas e incertidumbres de ser madre. No obstante, los motivos más determinantes son de carácter más físico:

  • Aumento de la frecuencia urinaria.
  • Reflujo gastroesofágico, que afecta a más de la mitad de las embarazadas por culpa de unas digestiones más largas y pesadas que se notan sobre todo después de cenar.
  • Dolores de espalda y otras molestias musculares por el peso del bebé, el aumento del abdomen y los cambios en la curvatura de la columna.
Kit del embarazo
  • Los movimientos fetales son más evidentes y notables, llegando a interferir en el sueño de un porcentaje significativo de mujeres embarazadas.
  • Sensación de hormigueo y quemazón en las piernas. Algunas embarazadas sufren también el denominado síndrome de las piernas inquietas, una sensación muy molesta que hace que estas no puedan permanecer en reposo cuando están paradas.
  • Náuseas y vómitos, aunque estos suelen ser más frecuentes en el primer trimestre.
  • Apnea del sueño, diabetes o hipertensión, patologías que requieren control médico.

 

Buenos hábitos y remedios naturales que ayudan a dormir mejor durante el embarazo

Existen una serie de buenos hábitos y costumbres saludables fáciles de cumplir que pueden ayudarte a tener un sueño más fluido y reparador:

  • Respeta un horario fijo tanto para acostarte como para levantarte.
  • Tómate un baño caliente antes de dormir, es muy relajante y predispone a conciliar el sueño.
  • Dormir en una habitación con unas condiciones que faciliten el descanso: que sea lo menos ruidosa posible, que no entre luz, suficientemente ventilada y con una temperatura agradable.
  • Mantente activa durante el día y realiza ejercicios físicos en la medida de tus posibilidades para que por la noche estés lo suficientemente cansada.
  • No hagas una siesta demasiado prolongada.
  • Procura llevar una dieta equilibrada y, sobre todo en la cena, que sea ligera para evitar digestiones pesadas.
  • Procura no tomar bebidas estimulantes (que contengan cafeína o teína), con gas o azucaradas, en especial cuando te queden pocas horas para irte a dormir.
  • Evita también el tabaco y el alcohol.
  • Trata de no beber demasiado en la cena y antes de irte a dormir, para evitar las ganas nocturnas de ir al baño.
  • Procura dormir de costado sobre el lado izquierdo y con las piernas flexionadas, puesto que ganarás en confort y comodidad. Tumbarse boca arriba durante el tercer trimestre puede llegar a ser peligroso para el feto.
  • De forma moderada también puedes tomar hierbas e infusiones: manzanilla, tila o poleo menta (no es recomendable tomar te, ya que la teína es estimulante)

 

El uso de fármacos solo bajo control médico

Como norma general, durante el embarazo no se recomiendan tomar fármacos para combatir el insomnio porque en muchos de ellos se han comprobado riesgos para la salud de la embarazada y el bebé.

En cualquier caso, siempre debe ser el médico quien, tras realizar un diagnóstico de insomnio (la mayoría de veces son solo problemas para dormir), determine si es necesario y conveniente tomar algún fármaco, de qué tipo y la posología adecuada.

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

subir
Logo Igenomix para el calendario chino bebé

Pin It on Pinterest